•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

A 15 días de las elecciones en Estados Unidos, el candidato demócrata, Barack Obama, acelera su campaña multiplicando reuniones en estados clave como Florida, mientras que su rival republicano, John McCain, busca conservar los estados ganados por George W. Bush en 2004.

El senador por Illinois tiene previsto participar el lunes de noche en un mitin en Orlando (Florida, sur) junto a su ex rival en las primarias, la senadora y antigua primera dama Hillary Clinton. Es la primera vez desde junio que ambos se reencuentran en un acto público.

Los electores de Florida, de los cuales más de medio millón son nuevos inscritos, tienen la posibilidad de votar anticipadamente a partir de este lunes.

El estado de Florida, en el que triunfó Bush tanto en 2000 como en 2004, está en la mira del candidato demócrata.

Con 27 grandes electores, Florida forma parte de los pocos estados en los que se juega la elección presidencial del 4 de noviembre. Se necesitan al menos 270 de los 538 grandes electores con que cuenta el Colegio Electoral para ser elegido presidente de Estados Unidos.

Al demócrata John Kerry le faltaron 18 grandes electores en 2004 para derrotar a Bush.

En una entrevista difundida por NBC, Obama evitó cualquier triunfalismo.

"La diferencia (con John McCain) disminuirá, ya que es lo que ocurre siempre cuando se acerca la elección", dijo Obama. "En todos los estados clave la carrera será pareja", agregó.

"Uno de los mensajes que transmití a mi equipo es no bajar los brazos", insistió.

Además de una reunión para el jueves en Wisconsin (norte), un estado ganado por escaso margen por Kerry en 2004, Obama tiene previsto hacer campaña en los próximos días en los estados que habían votado a favor de los republicanos durante los últimos comicios presidenciales.

Se quedará en Florida el martes antes de hacer campaña en Virginia (este), Iowa (centro), Ohio (norte), Colorado (oeste), Nuevo México (sur-oeste) y, eventualmente, Nevada (oeste) e Indiana (norte). Estos ocho estados totalizan 97 grandes electores.

Obama también hizo campaña el fin de semana último en Missouri, donde ganaron los republicanos en 2000 y 2004 y que otorga 11 grandes electores, y en Carolina del Norte (sureste), un estado en el que los demócratas no ganan desde 1976 y que otorga 15 grandes electores.

Obama dispone de fondos considerables. Recaudó la suma récord de 150 millones de dólares en setiembre. Desde que comenzó su campaña en febrero de 2007, reunió 605 millones de dólares.

Ese dinero le da una gran ventaja sobre McCain. Durante la semana pasada, el candidato demócrata gastó 39 millones de dólares en propaganda televisada, contra 11,9 millones de los republicanos.

Obligado a realizar una campaña más modesta, McCain eligió concentrar sus esfuerzos en los estados ganados por Bush en 2004. El fin de semana hizo campaña en Virginia y Ohio, y este lunes era esperado en Missouri.

Recientes sondeos indican que la lucha es cabeza a cabeza en Ohio, el estado que resultó decisivo en 2004.

McCain endureció su discurso y acusó a su adversario de ser "socialista", una epíteto injurioso en Estados Unidos.

"Es difícil imaginarse cómo (el multimillonario inversor) Warren Buffet pudo darme su apoyo, cómo (el ex secretario de Estado de Bush) Colin Powell me apoya si, como piensa McCain, pretendo instaurar el socialismo", ironizó Obama.

El candidato demócrata indicó el lunes que Powell, quien fue asesor de seguridad nacional del ex presidente Ronald Reagan, podría ser uno de sus asesores en la Casa Blanca si el 4 de noviembre es elegido presidente.