elnuevodiario.com.ni
  •   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades aeronáuticas de Bolivia presumen un "error humano" en el accidente del avión de la aerolínea Aerocon ocurrido en la Amazonía que le costó la vida a ocho personas y dejó heridas a una decena, informaron hoy fuente oficiales.

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez, afirmó hoy en una rueda de prensa que esa es la teoría de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) porque supuestamente la aeronave no siguió los protocolos de aterrizaje transmitidos por la torre del control del aeródromo del pueblo de Riberalta.

"La DGAC presume de que en este accidente existieron errores humanos. Presume, porque esto tiene que ser corroborado. La información que han entregado las torres tiene que ser corroborada con el estudio que hagan peritos", dijo el ministro.

La información preliminar indica que la torre de control ordenó un aterrizaje de norte a sur por las complicaciones planteadas por el viento y las lluvias, pero supuestamente no fueron consideradas por los tripulantes de la aeronave, según la agencia estatal ABI.

Los dos cajas negras del avión serán evaluadas en Brasil por expertos y se espera contar con los resultados en dos semanas, indicó Sánchez.

Sobre las causas del accidente, Aerocon manifestó el lunes que no corresponde emitir hipótesis sino esperar los resultados de la investigación de las autoridades y cooperar con éstas.

La aeronave cayó y se incendió la tarde del domingo cuando estaba a punto de aterrizar en medio de una intensa lluvia en Riberalta, procedente de la ciudad de Trinidad, capital de la región de Beni.

La aeronave llevaba a bordo a dos tripulantes y 16 pasajeros, ocho de los cuales murieron en el siniestro.

El aeródromo en el que se produjo el accidente no cuenta con el equipo ni con el carro bombero necesario para enfrentar este tipo de situaciones.

Uno de los sobrevivientes, el médico Luis Alberto Suárez, declaró que un carro bombero hubiera evitado la muerte de los pasajeros porque estaban vivos tras el impacto, pero perecieron debido al fuego y el humo.

Al respecto, el ministro Sánchez aseguró que en febrero de este año se resolvió la compra un carro bombero para Riberalta, pero el aparato no llegará hasta diciembre.