•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Presidente de Guatemala, general retirado Otto Pérez, aseguró este martes que él fue quien dirigió en 1993 la captura del buscado narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, actualmente prófugo de la justicia.

“Es primera vez que hablo de estas cosas, después que pasaron ya 20 años. Yo era coronel en ese entonces y era director de inteligencia (militar) y él (“Chapo”) fue efectivamente capturado aquí en Guatemala”, dijo Pérez en una entrevista a la radioemisora local Sonora.

“Estuve en conocimiento y dándole seguimiento, fui quien autorizó que se empezara a hacer la operación de inteligencia, pero aquí hay héroes anónimos”, aseveró.

El “Chapo” Guzmán, el narcotraficante más buscado de México, es el máximo jefe del cártel de Sinaloa y fue capturado en junio de 1993 en Guatemala, pero se fugó de una cárcel de máxima seguridad mexicana en 2001.

El mandatario explicó que la detención se logró debido a que “infiltraron a una persona” a la organización del capo mexicano, cuya identidad “no va a salir nunca a la luz pública porque tuvo un riesgo tremendo para hacerlo”.

El infiltrado le reportaba la información “directamente y así fue como fuimos avanzando en el desarrollo del operativo”, afirmó el gobernante.

Sin embargo, Pérez admitió que cuando los alertaron “sobre una operación muy importante, lo que menos esperábamos en ese tiempo era que fuera el ‘Chapo’ Guzmán el que venía a Guatemala.

El capo mexicano iba con dirección a El Salvador, a donde planeaba “introducir cinco toneladas de cocaína”, aseguró Pérez, quien no explicó el inusual movimiento de la droga, que generalmente es movilizada de sur a norte, con dirección a Estados Unidos.

El gobernante comentó que el narcotraficante fue deportado a México “en cuestión de horas” y entregado por la vía terrestre en un paso fronterizo entre los dos países.

Asimismo, Pérez reconoció que el narcotraficante mexicano les ofreció “cantidades de dinero en dólares” y las cinco toneladas de cocaína que llevaban hacia El Salvador, pero rechazaron la propuesta.

El presidente guatemalteco indicó que, tras la fuga, sospecha que “El Chapo” Guzmán habría planificado dos atentados que sufrieron sus hijos, pero “lamentablemente las investigaciones no llegaron a concluir nada y no se pudo determinar si efectivamente ‘El Chapo’ estaba detrás de eso”, puntualizó.

El mandatario comentó que en aquella época, la detención de Guzmán fue un éxito “tanto para Guatemala como para la inteligencia militar guatemalteca”.