Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Una de las últimas audiencias judiciales del caso del maletín con 800,000 dólares que supuestamente envió el gobierno de Venezuela a una campaña política argentina, se convirtió ayer martes en una fuerte confrontación verbal entre uno de los testigos y el abogado de la defensa. Carlos Kauffmann, uno de los acusados que accedió a colaborar con el gobierno y habló como testigo por la Fiscalía, entabló un tenso enfrentamiento con el abogado de Franklin Durán, quien se declaró inocente y es enjuiciado por acusaciones de actuar ilegalmente en Estados Unidos como agente del gobierno de Venezuela.

Las autoridades sostienen que el grupo intentó ocultar que los 800,000 dólares del maletín confiscado en un aeropuerto de Buenos Aires en agosto del 2007 eran del gobierno de Hugo Chávez para la campaña presidencial de Cristina Fernández, la actual mandataria argentina.

Durán es el único de los cinco acusados que se declaró inocente y por ello enfrenta un juicio. Si el jurado lo encuentra culpable, podría ser condenado a un máximo de 15 años de prisión.

La audiencia del martes fue una situación inusual en la que tanto Kauffmann --sentado por tercera vez en el banquillo de los testigos-- como el abogado de Durán crearon momentos de suma tensión en la sala, elevando en varias oportunidades el tono de voz al referirse a cuestionables negocios multimillonarios que habrían entablado con el gobierno de su país. La jueza Joan Lenard debió intervenir pidiéndole a ambos que se comportaran adecuadamente.

La confrontación
“Voy a contestar cómo fueron las cosas, no como usted quiere”, le respondió Kauffmann a Ed Shohat cuando el abogado le inquirió sobre una operación en la que él y Durán compraron un edificio por alrededor de cuatro millones de dólares en el centro de Caracas y 15 días después se lo vendieron al Ministerio de Finanzas por 9.5 millones.

“Usted está tratando de confundir. Acepte la verdad”, manifestó Kauffmann parafraseando una frase famosa pronunciada por Jack Nicholson cuando interpreta a un testigo judicial en la película “A Few Good Men”, de 1992. Shohat, que lo interrogó de manera agresiva, de inmediato le respondió: “¿Es usted Jack Nicholson?”

Irritado por la actitud del testigo, el abogado solicitó a la jueza que le ordenara a Kauffmann que se limitara a responder las preguntas. La magistrada le demandó también a Shohat que bajara su tono de voz e hiciera sus preguntas “de manera apropiada”.

La tensión reflejó la importancia del testimonio de Kauffmann, que según los fiscales demuestra que Durán no dudó en encubrir el escándalo del maletín cuando se lo pidió el gobierno venezolano.

Kauffmann, a diferencia de Durán, se declaró culpable y resolvió colaborar con el gobierno estadounidense para que le reduzcan la condena. Aún espera que la jueza dictamine su condena, que podría ser a 15 años de prisión o menos.

Jurado delibera mañana jueves
La jueza Lenard manifestó que el testimonio de Kauffmann ayudaría a los jurados a decidir si Durán estaba “dispuesto y capacitado” para participar en la conspiración para ocultar el origen y el destino del dinero del maletín.

A lo largo de sus declaraciones, Kauffmann reveló que junto con Durán pagaron decenas de millones de dólares de sobornos a funcionarios de los ministerios de Educación y Finanzas, y a dos gobernadores y miembros de la Guardia Nacional para realizar negocios con el gobierno de Chávez.

Se estima que el jurado comenzará a deliberar el jueves.