elnuevodiario.com.ni
  •   Ankara, Turquía  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La policía turca detuvo este jueves a un presunto kamikaze, que en realidad resultó ser un hombre que portaba una bomba falsa, cerca de la oficina del primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, declaró el ministro turco del interior.

"Este individuo portaba un dispositivo que parecía a un artefacto explosivo pero que no lo era", dijo Muammer Guler, que aclaró que el individuo era "psicológiamente inestable".

"El hombre está siendo interrogado por la policía", aclaró el ministro.

El individuo "se había denunciado cinco minutos antes para prevenirnos de su llegada y nuestros hombres estaban preparados para dominarlo", agregó Guler que le restó trascendencia al incidente.

Varias televisiones habían informado previamente de que los agentes habían disparado y herido a un hombre que portaba un dispositivo explosivo, pero después aclararon que la policía lo había inmovilizado en el suelo y había disparado al aire.

Los hechos se produjeron en un momento en que Erdogan no estaba en su despacho. Este jueves, el primer ministro turco tiene previsto realizar una visita a Moscú.

La cadena de televisión NTV informó de que un hombre había llamado por teléfono a la policía y le había dicho que era un kamikaze que planeaba ir a la oficina de Erdogan.