•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La misión de observación de la Organización de Estados Americanos, OEA, para los comicios del próximo domingo en Honduras aseguró que no tiene indicios de un posible fraude, mientras que el Tribunal Supremo Electoral, TSE, pidió a los observadores respetar la "soberanía" del país, informaron hoy fuentes oficiales.

El jefe de la misión de la OEA, el chileno Enrique Correa, dijo a periodistas que "nada indica que existe algún tipo de fraude" en las elecciones.

Correa señaló que el grupo está "satisfecho" con el proceso y añadió que el sistema de escrutinio "obedece a los propósitos para los que fue diseñado".

La OEA entregó el miércoles al Tribunal Supremo Electoral, TSE, de Honduras el informe de auditoría del Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación Electoral, SIEDE, que será utilizado en los comicios del domingo.

"Los módulos que comprenden el tratamiento de actas, incluyendo escaneo, impresión y transmisión, recepción de actas digitalizadas, cumplen con todos los requisitos para este proceso electoral", subrayó Correa.

El informe de la OEA destaca que el sistema de escrutinio "constituye en su conjunto un importante avance en garantizar el acceso a la información tanto a los partidos políticos, a la Auditoría Internacional y a la ciudadanía en general".

Las elecciones generales se celebrarán el próximo domingo en Honduras, con la participación, por primera vez, de nueve partidos políticos con ocho candidatos a la Presidencia debido a una alianza entre dos instituciones políticas.

El ente electoral hondureño hizo anoche un llamado a los observadores internacionales a que "respeten nuestra soberanía" y no divulguen "resultados" del proceso electoral.

"Observadores internacionales, acompañantes internacionales, bienvenidos a nuestro país, esperamos que respeten nuestra soberanía", dijo el magistrado presidente del TSE, David Matamoros.

También recordó que los casi 20,000 observadores, incluidos unos 750 internacionales, no podrán "pronunciarse sobre temas de tipo político y deberán limitarse únicamente a observar con toda rectitud y cumpliendo con los dos principios fundamentales de la observación: la neutralidad y la imparcialidad".

Matamoros indicó que espera que los observadores vigilen los comicios de manera "normal y concreta" y que den a conocer al mundo el esfuerzo de los hondureños para "vivir en democracia, en paz y en libertad".