•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Asamblea Constituyente de Ecuador se reinstaló el miércoles, luego de tres meses de receso, para conformar una comisión legislativa para la transición institucional y que tramitará leyes urgentes como la de minería, según el presidente del órgano, Fernando Cordero.

La Constituyente, controlada por el oficialismo, se acogió a un régimen de transición que además de la comisión legislativa (con unos 75 de los 130 asambleístas), contempla la integración del Consejo Electoral que organizará los comicios generales de 2009, en los que el presidente Rafael Correa tiene habilitada la reelección.

Cordero señaló que el "proceso legislativo transitorio tiene tareas definidas" como la aprobación de leyes sobre soberanía alimentaria, electoral, reguladora de las cortes y de los Consejos de la Judicatura y de Participación Ciudadana.

Asimismo se tramitará "la ley de Minería que ya está lista, más la Red de Seguridad Financiera, que se quedó en la Asamblea", y otras urgentes como la de manejo de empresas públicas y descentralización, dijo el dirigente al diario El Universo.

Durante la redacción de la nueva Carta Magna que fue aprobada en el referendo de 28 de septiembre, la Constituyente aprobó un mandato que revocó la mayoría de las concesiones mineras, siendo afectadas varias empresas canadienses, mientras que el Ejecutivo reformará la ley de ese sector.

Después de laborar entre noviembre y julio en su sede construida en la población costera de Montecristi (suroeste), la Asamblea se reinstaló en la sede del Congreso en Quito con 114 de sus 130 miembros.