•   LA PAZ  |
  •  |
  •  |
  • AP

Opositores regionales al presidente Evo Morales se encuentran divididos en sus posiciones sobre el pacto de los congresistas con el oficialismo y que permitió convocar a un referendo de ratificación o rechazo de una nueva Constitución.

Dirigentes cívicos y prefectos (gobernadores) opositores que impulsan un régimen autonómico en sus provincias manifestaron distintas posiciones sobre el acuerdo congresal que dio vía libre a ajustar más de 100 artículos de los 411 del proyecto de la Constitución Política del Estado que será sometido a votación el 25 de enero de 2009.

Para el prefecto de la provincia oriental Beni, Ernesto Suárez dijo que este pacto "vulnera" la decisión sobre las autonomías ya que sería una "traición a las regiones".

Pero su colega Rubén Costas, del departamento de Santa Cruz, explicó que primero debe "ser evaluado jurídicamente para ver si corresponde o no que el Parlamento se convierta en Constituyente" y pueda modificar la Constitución ya que se le había hecho sólo "un maquillaje".

La sesión de Congreso fue instalada el lunes en la noche por el vicepresidente Alvaro García, que también es el titular del legislativo, en la que se una aprobó una ley interpretativa que le dio las facultades a los parlamentarios de poder modificar el texto constitucional tras varias observaciones del sector opositor.

Y en cuanto a las autonomías, la principal exigencia de los líderes regionales opositores, se establecieron tres tipos: las departamentales, municipales e indígenas

El martes, después de 18 horas de discusión, se aprobó la ley que convoca a referendo que fue promulgada inmediatamente por Morales.

El ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero, informó que en el pacto con los congresistas se respetó los avances a los que se llegó con los nueve prefectos el mes pasado en la región central de Cochabamaba.

"Estamos reconociendo los estatutos, es un hecho político", señalo Romero, quién también fue el principal representante del gobierno tanto con la reunión con prefectos, como con los parlamentarios.

El senador de la fuerza opositora Podemos, Oscar Ortiz, explicó que primero los estatutos debieran verificarse y estar concordantes con la nueva Constitución.

Los representantes cívicos de cuatro de las nueve provincias rechazaron enfáticamente el pacto y las modificaciones al texto constitucional.

Costas anunció que para enfrentar a Morales en las elecciones convocadas para diciembre de 2009 conformarán "un frente amplio, una gran alianza" entre las autoridades de Beni, Pando, Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca.

El gobernante boliviano, ante objeciones del Comité Cívico de Santa Cruz, dijo el martes que "felizmente tenemos a los testigos internacionales del acuerdo y si (los opositores) rechazan quiere decir que son enemigos de la patria".