AP
  •   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AP

Las autoridades de Colombia rechazaron rescatar a un empresario ecuatoriano secuestrado por un grupo armado ilegal colombiano, que lo mantuvo cautivo desde abril hasta que obtuvo un pago de 350.000 dólares, denunció el miércoles el ministro de Gobierno Fernando Bustamante.

El ministro aseguró en un comunicado publicado en la página de internet de la Presidencia que la negociación económica con los secuestradores de Kléver Larriva "debió cumplirse por la falta de colaboración de la Policía y del Ejército de Colombia".

Según Bustamante, la unidad antisecuestros de Ecuador (Unase) "pido identificar el sitio exacto en donde se hallaba retenido (Larriva, pero) la policía y ejército del vecino país se negaron a ejecutar un operativo de rescate".

Las autoridades colombianas "informaron a la Unase que la zona en donde se encontraba secuestrado el doctor Larriva era inaccesible para ellos", expuso Bustamante.

El ministro indicó en el comunicado que "la liberación de Larriva se produjo tras el pago de 350.000 dólares". La liberación de Larriva fue informada el martes por autoridades ecuatorianas, que no precisaron cuando habría ocurrido.

El secuestrado es hermano del gobernador de la provincia de Azuay, Oswaldo Larriva. Integrantes del grupo armado ilegal Aguilas Negras, integrado por algunos paramilitares y disidentes de las guerrillas colombianas lo interceptaron el 7 de abril en Cuenca, 310 kilómetros al sur de Quito, desde donde lo trasladaron a una zona selvática del departamento de Nariño, del sur colombiano.

Inicialmente, el comandante general de la Policía, Jaime Hurtado, dijo que se había coordinado trabajo con la policía colombiana para liberar a la víctima, pero las afirmaciones de Bustamante parecen desmentirlo.