•   ORMOND BEACH, Florida, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • AP

El candidato presidencial republicano John McCain, en una gira por la Florida para impedir que el estado habitualmente favorable a su partido favorezca a su rival demócrata, acusó el jueves a su rival demócrata Barack Obama de decir "cualquier cosa para ser elegido".

Por su parte, Obama dijo el jueves que no podía concebir decir de un adversario algunas de las cosas que su rival republicano John McCain ha dicho de él. En una entrevista con la cadena de televisión CBS, Obama aludió a recientes acusaciones que lo tildan de alentar tendencias socializantes y que "frecuenta a terroristas".

McCain dijo que Obama agregó un nuevo requisito de trabajo a su propuesta de conceder un crédito hipotecario universal del 10%. Un alto asesor del demócrata dijo que la campaña agregó el requisito hace dos semanas para evitar acusaciones de que la propuesta favorecía a gente sin trabajo.

"Faltan trece días (para las elecciones nacionales) y él cambió su plan impositivo porque el pueblo estadounidense ya aprendió la verdad sobre él y no le gustó", dijo McCain en una empresa de materiales de construcción. "Es otro ejemplo de que dice cualquier cosa para ser elegido".

Un vocero de Obama acusó a McCain de distorsión y dijo que el plan del candidato demócrata siempre había incluido un requisito de trabajo, aunque sólo se discutió dentro de la campaña o a reporteros que preguntaron detalles del plan.

A la vez que atacaba a Obama, McCain también censuró a su propio partido republicano. Se quejó de que el gobierno de George W. Bush no estaba comprando todavía hipotecas para que los propietarios que enfrentaban ejecuciones hipotecarias pudiesen renegociar sus hipotecas a tasas de interés más favorables.

"Insto al gobierno a actuar ya mismo para comprar esas hipotecas y mantener a la gente en sus casas", dijo McCain, antes de aludir al secretario del tesoro Henry Paulson. "¿Y por qué el secretario del tesoro no les ordena a hacerlo?"

Desde Ormond Beach en la costa atlántica hasta Sarasota en la costa del Golfo, McCain no hacía sino criticar los planes impositivos de Obama y promover sus propuestas de reducir impuestos. Después de su escala en la empresa de material de construcción se movilizaba a un consultorio médico, un restaurante y una granja.

La Florida ofrece 27 votos electorales, el cuarto mayor número en el país. Se necesitan 270 para ganar la presidencia.

Recientes encuestas muestran que Obama lleva en la Florida una leve ventaja sobre McCain. A nivel nacional, una encuesta de Associated Press-GfK indica que los dos candidatos están básicamente empatados entre los votantes probables, evidencia de una puja pareja a menos de dos semanas de las elecciones del 4 de noviembre.