•   LA PAZ  |
  •  |
  •  |
  • AP

El gobierno del presidente Evo Morales prevé que la constitución que será sometida a referendo en enero sea aprobada por un 90 por ciento de los votos, manifestó el jueves el ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero.

Sin embargo, la oposición advirtió que impugnará las modificaciones que el Legislativo hizo en el proyecto de Constitución como producto de un pacto que permitió que ese organismo convocara a la consulta popular el 25 de enero.

El acuerdo fue logrado por el oficialismo con sus rivales políticos, parte de los que ahora consideran ilegal que el Congreso cambiara el texto emanado una Asamblea Constituyente, cuya aprobación también increpó en su momento la oposición.

El que fue denominado presidente de la asamblea legislativa de Santa Cruz, el bastión de la oposición a Morales, Delmar Méndez afirmó que no le correspondía al Congreso modificar ningún artículo del proyecto de constitución.

Los parlamentarios reformaron más de 100 de los 411 artículos del texto en aras de concertar la convocatoria al referendo, el primer paso que dan juntos el gobierno y sus opositores después de meses de divergencias, violentas protestas y un clima de inestabilidad política en el país.

Por eso, Romero consideró que es necesario "construir una agenda política. Hemos estado en medio de un desorden político, entre pulsetas (pulsos). Ahora hay un estado más o menos compactado".

Agregó, en rueda de prensa, que de esa manera se puede "darle bastante oxigeno a la gestión pública para que se desarrolle. Hay demasiados problemas que se vienen sobre la crisis económica mundial y la crisis alimentaria", como para continuar con las pugnas.

La siguiente acción judicial de la oposición, según Delmar, será planteada ante el Tribunal Constitucional en contra de la ley interpretativa que el Congreso aprobó para darse la facultad de modificar el proyecto de la Constituyente.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional está paralizado desde hace meses, pues solo uno de sus cinco miembros está en funciones por lo que es imposible que tramite cualquier acción mientras el Congreso no nombre al resto de magistrados, otra causa de desavenencias en el seno de ese poder.

El ministro de Desarrollo Rural consideró que los sectores más radicales de la oposición serán aplastados por la decisión del pueblo de dialogar y consensuar. "Santa Cruz debe tener el objetivo de proyectar su autonomía más allá de la ciudad, tal vez es la oportunidad de hacerlo, con esa visión del presidente Morales, Santa Cruz tiene el desafío de abrir ese estatuto", explicó.

El gobierno calificó como "ilegal" en su momento los estatutos pero ahora posibilita compatibilizar los estatutos de cuatro de las nueve regiones con la Carta Magna tras el pacto.