•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El temporal Xaver causó hoy inundaciones en las ciudades holandesas de Rotterdam y Dordrecht y obligó a la cancelación de una veintena de vuelos, mientras que en el norte de Bélgica se activó un plan de emergencia ante el riesgo de fuertes vientos y la crecida del nivel del mar.

Los daños causados por el temporal que azota el norte de Europa se cifran entre cinco y diez millones de euros solo en Holanda, país muy vulnerable a este tipo de fenómenos meteorológicos debido a que buena parte de su territorio se encuentra por debajo del nivel del mar y es propenso a las inundaciones, informó la televisión holandesa Nos.

En Rotterdam, el agua alcanzó el medio metro de altura y algunas áreas del centro histórico de Dordrecht se han visto muy afectadas por las crecidas de los canales y ríos que atraviesan la ciudad.

Por su parte, la aerolínea KLM informó de la cancelación para hoy de 20 vuelos desde el aeropuerto de Schiphol, el principal aeródromo de Amsterdam, mientras que los servicios ferroviarios holandeses comenzaron a regresar a la normalidad después de sufrir este jueves alteraciones en el servicio.

El Instituto Meteorológico Holandés anunció esta mañana de la bajada de la alerta "roja" a "amarilla" en el norte del país ante la previsión de que el temporal remita durante las próximas horas.

Los servicios de emergencia holandeses recibieron 2.700 llamadas durante el apogeo de la tormenta, que se produjo durante la noche de este jueves con rachas de viento superiores a 130 kilómetros por hora y olas de casi 12 metros de altura en algunos puntos del país.

En la provincia de Zelanda, que se encuentra en su mayor parte por debajo del nivel del mar, las aguas marcaron la cota de los 3,99 metros en los diques de contención, el registro más alto desde 1953, cuando otro temporal causó la muerte de más de 1.800 personas en el país.

También se han producido inundaciones cerca de la ciudad de Maasluis y la apertura de un dique en el río Oude Maas provocó desvíos en el tráfico, a la vez que un maquinista resultó herido cuando su tren fue alcanzado por un valla publicitaria en la provincia de Güeldres.

Mientras tanto, las autoridades de la provincia belga de Flandes Occidental aprobaron esta madrugada la puesta en marcha de un plan de emergencia ante el riesgo de inundaciones en la costa del país, informó la cadena pública francófona RTBF.

Sin embargo, el gobernador de la provincia, Carl Decaluwé, declaró que "en ninguna parte hemos tenido grandes problemas" e hizo una llamada a la tranquilidad.