•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno del general retirado Otto Pérez Molina, quien prometió “mano dura” contra la violencia en Guatemala, no ha podido cumplir plenamente con este compromiso, a casi dos años de haber iniciado su mandato, período en el que han sido asesinadas 11,641 personas.

Esa cifra representa un 4.57% más (509 casos) que los dos primeros años de la pasada Administración que encabezó el socialdemócrata Álvaro Colom (2008-2012), la cual fue fuertemente criticada por Pérez Molina, precisamente por la violencia e inseguridad.

Pese a la finalización del conflicto armado en 1996 luego de 36 años de enfrentamientos (1960-1996), en Guatemala todavía se registran altos índices de violencia, debido a la incapacidad del Estado por garantizar la seguridad y la justicia.

Las diversas Fuerzas de Tarea de la Policía Nacional Civil (PNC) que ha puesto en marcha el actual Gobierno con el apoyo del Ejército, han logrado frenar los hechos criminales en algunas regiones del país, considerado como uno de los más violentos de América Latina.

200 homicidios más en 2013

Sin embargo, durante 11 meses del 2013, los homicidios aumentaron en 2.46 por ciento respecto al mismo período del año pasado, de acuerdo con las estadísticas del estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Entre enero y noviembre pasado se registraron 5,616 asesinatos contra los 5,481 ocurridos en el mismo tiempo del 2012.

Del total de crímenes perpetrados este año, 727 corresponden a mujeres, lo que supera la cifra de 708 personas documentadas en los 12 meses del año pasado.

El ministro guatemalteco de Gobernación (Interior), Mauricio López Bonilla, ha reconocido en declaraciones a periodistas que los homicidios del 2013 terminarán con unos 200 más respecto a los registrados en 2012.

La “presión” que han ejercido las fuerzas de seguridad en los barrios rojos de la capital, donde se registraba la mayor cantidad de muertes, hizo mover a los criminales a las zonas fronterizas con Honduras y México, explicó el funcionario.