•  |
  •  |
  • AP

Wall Street pasó otra jornada presa de la volatilidad y cerró con resultados mixtos debido a los temores de los inversionistas en torno a la economía, aunque algunos se lanzaron a la caza de gangas tras dos días de ventas.

Las compras ocurrieron en rachas para desaparecer luego a medida que los inversionistas debatían si la economía se encuentra en recesión o va camino de una. Prefirieron los papeles de las grandes empresas, mientras que los de alta tecnología y las de capital moderado cerraron la jornada con pérdidas.

"Pienso que la gente siente que (el mercado) dejará de desplazarse en baja en algún momento y están buscando básicamente ofertas", dijo Scott Fullman, director de estrategia de inversión en subproductos para WJB Capital Group en Nueva York.

"La analogía que estoy utilizando en este momento es que se puede comprar un BMW a precio de un Toyota. Pero aún hay preocupación de que las mejores ofertas pueden ser engañosas", agregó.

Wall Street hizo realidad los pronósticos de que la contratación seguirá siendo volátil a medida que los inversionistas tratan de establecer si el mercado ha tocado fondo tras los pronunciados retrocesos de este mes.

El promedio industrial del Dow Jones subió 172,04 puntos, el 2,02%, al nivel de 8.691,25, tras subir 277 y bajar 276 durante la jornada. El miércoles, el Dow perdió 514 unidades, además de los 231 del martes.

Otros indicadores tuvieron una jornada mixta. El índice compuesto Nasdaq bajó 11,84 puntos, el 0,73%, a 1.603,91. El Standard & Poor's 500 cerró con ganancia de 11,33, el 1,26%, a 908,11.

El Russell 2000 que mide la actuación de las pequeñas empresas bajó 12,05 unidades, el 2,4%, a 489,92 puntos.

Aunque los principales índices ofrecieron un panorama mixto, los valores en baja superaron a los ganadores en una proporción de 5 a 3 en la Bolsa de Valores neoyorquina, donde fueron contratadas 1.700 millones de acciones.

El rendimiento del bono de la Tesorería a 10 años, el cual se mueve en sentido inverso a su precio, subió a 3,63%, de 3,60% del cierre previo.

El dólar se cotizó mixto frente a otras divisas fuertes, mientras que los precios del oro cayeron.

El crudo ligero con bajo contenido de azufre subió 1,09 dólares, a 67,84 dólares por barril, en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Al ambiente de volatilidad bursátil contribuyó el informe sobre el desempleo difundido el jueves por el Departamento del Trabajo, según el cual las nuevas solicitudes de apoyo por seguro de desempleo aumentaron la semana pasada en 15.000 a 478.000, cifra levemente superior a las 470.000 que anticipaban los analistas.

El promedio de cuatro semanas bajó apenas de la cifra de 480.250, que había sido la máxima en siete años.

Los reclamos de apoyo por encima de los 400.000 son considerados un indicio de recesión. hace un año, esos reclamos eran de 333.000, según el departamento.

Las decepcionantes ganancias corporativas continuaron el jueves al anunciar Xerox Corp. que eliminará 3.000 empleos, el 5% de su plantilla laboral, debido a la baja de los pedidos de las grandes corporaciones estadounidenses, lo que ha reducido los márgenes de beneficios de la firma fabricante de impresoras y copiadoras.

Mientras tanto, la farmacéutica Eli Lilly and Co. dijo que perdió en el tercer trimestre casi 1.500 millones de dólares tras llegar a un acuerdo judicial sobre la investigación del mercadeo de su fármaco Zyprexa.

En cuanto a otros mercados bursátiles de referencia, en Japón el índice Nikkei bajó 2,46%. En Europa, el índice británico FTSE 100 subió 1,16%; el alemán DAX cayó 1,12%, y el francés CAC-40 avanzó 0,38%.