•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Decenas de pequeños aviones y helicópteros sin tripular sobrevolarán permanentemente Sochi durante los Juegos Olímpicos de Invierno, organizados por primera vez en Rusia, en el cuadro de un impresionante conjunto de medidas de seguridad.

Todo movimiento sospechoso que fuera detectado por estos drones durante los Juegos Olímpicos, del 7 al 23 de febrero, en esta estación entre los bordes del Mar Negro y las montañas del Cáucaso, será analizado por los servicios de seguridad rusos gracias a las imágenes retransmitidas en directo por las cámaras de infrarrojos.

"La vigilancia efectuada por estos drones estará activa las 24 horas del día", declaró a la AFP Nikita Zakharov, director adjunto de Aero Zala, la sociedad encargada de estos aparatos y que también formó al personal de la policía y a las agencias especializadas que utilizarán los datos de los aviones.

"Lo principal es que no se pueda oír ni escuchar a los drones", un medio de vigilancia económico, explicó Zakharov.

Aviones subirán a una altitud de 3,600 metros

Estos pequeños aviones pueden llegar a los 100 km/h y subir a una altitud de 3,600 metros, por encima de las montañas de Sochi próximas al Cáucaso Norte, donde Rusia tiene un conflicto con rebeldes islamistas.

La región de Krasnodar, donde se encuentra Sochi, ya utiliza los drones de Zala para sancionar los excesos de velocidad de los vehículos y para encontrar plantaciones ilegales de marihuana camufladas en campos de maíz.

También hay drones en la antena local del Servicio Federal de Seguridad (FSB) que patrulla las montañas de Sochi junto a Abkhazie, región secesionista de Georgia y cuya independencia reconoció Rusia durante la guerra de 2008 entre Moscú y Tbilisi.

"Viejos métodos soviéticos"


El presidente Vladimir Putin quiere que los Juegos de Sochi sean una muestra de la Rusia contemporánea pero los observadores estiman que las numerosas medidas de seguridad recuerdan a la época soviética, en 1980, cuando las autoridades fallaron en su intento de que Moscú organizara los Juegos Olímpicos de Verano.

Los documentos desclasificados sobre los Juegos Olímpicos de Moscú mostraron que los oficiales de la KGB se hicieron pasar por personal de limpieza de los hoteles, que 6.000 extranjeros fueron incluidos en una lista negra y que la policía se había encargado de "impedir que llegaran a Moscú las personas que no fueran bienvenidas".

A varios cientos de kilómetros de Sochi, paneles informativos indican desde noviembre que el acceso a esta ciudad de más de 300.000 habitantes será "limitada" del 7 de enero al 21 de marzo de 2014. O, lo que es lo mismo, que un mes antes del comienzo de los Juegos, las medidas de seguridad serán más intensas, todas las entradas a Sochi estarán controladas y los automóviles que no estén matriculados en otras ciudades serán prohibidos.

Durante ese periodo, las llamadas telefónicas y las conexiones a internet de las personas acreditadas, incluidos periodistas, atletas, o jueces, serán conservadas en una base de datos a la que tendrá acceso el servicio de seguridad ruso durante tres años, según un reciente decreto del gobierno.

"Tomad el ejemplo de un militante que telefonea a periodistas para advertirles de una manifestación", declaró a la AFP Andreï Soldatov, un experto en seguridad muy crítico con las medidas de seguridad de los servicios rusos.

"La lista con las conexiones será conservada y luego podrán hacer lo que quieran con esas informaciones. Utilizan viejos métodos soviéticos", observó Soldatov.

En el nombre de la seguridad, el presidente ruso prohibió, en un decreto publicado en agosto, toda reunión o manifestación en varios sectores de Sochi del 7 de enero al 21 de marzo de 2014. Aún así, según un proyecto del FSB que debe ser aprobado, sí serán posibles manifestaciones con la aprobación del ayuntamiento y el aval de los servicios de seguridad.

El jefe de la rebelión islamista del Cáucaso del Norte, Dokou Oumarov, incitó en julio a "impedir por todos los medios" la puesta en marcha de estos Juegos.

Varias operaciones antiterroristas ya han sido llevadas a cabo en la región en el marco de los preparativos de los Juegos de Invierno.