Jorge Eduardo Arellano
  •   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las muertes de los expresidentes de Sudáfrica, Nelson Mandela, y de Venezuela, Hugo Chávez, comparten escenario este año con el denunciado fraude electoral en el país, la encarnizada violencia y el Mundial 2014, en un legendario pesebre construido por un arquitecto en plena capital hondureña.

“Mandela fue lo último que pusimos, tuvimos que agregarlo”, afirmó a la AFP el arquitecto Fernando Martínez, quien desde 1950, salvo raras interrupciones, elabora el pesebre anualmente, primero en su casa y desde hace unos años en un local en uno de los centros comerciales de mayor afluencia de personas.

El área de 100 m2 donde se extienden las construcciones y figuras de madera y barro está dividido por temas: religioso, político, social, urbanismo y agricultura, aunque también aparece la clasificación de la selección al Mundial de Brasil 2014.

“Lo principal es la parte religiosa: el nacimiento del niño Jesús” porque “es la razón de ser” del esfuerzo que tarda dos meses en largas y extenuantes jornadas desde el 1 de octubre, cuenta Martínez respecto a esta zona que para los visitantes, hasta 50,000 por año, puede parecer la menos atractiva.