•   Denver, Colorado  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El tiroteo de ayer en la escuela secundaria de Arapahoe de Centennial, que dejó dos heridos y el suicidio del atacante, se produjo a 25 kilómetros del lugar de la matanza de 2012 en el cine de Aurora, que dejó 14 muertos, y a 20 del de la escuela de Columbine en 1999, en el que murieron 15 personas, ambos a las afueras de Denver (Colorado).

Poco después de conocerse las informaciones, y cuando aún se desconocía que el autor había resultado muerto, la prensa estadounidense comenzó a resaltar la proximidad del lugar de los hechos con otras masacres, como la de Aurora y Columbine.

Asimismo, se produce un día antes de que se celebre el primer aniversario de la matanza de la escuela de Newtown (Connecticut) de diciembre pasado, en la que fallecieron 20 niños y 7 adultos.

La trágica coincidencia de fechas y lugares trajo a la memoria los peores recuerdos de los anteriores casos.

En julio de 2012, un estudiante universitario irrumpió en un cine de un centro comercial de Aurora durante el estreno de la última película de la saga de Batman, y comenzó a disparar indiscriminadamente contra los espectadores, acción que dejó 14 muertos.

Por su parte, en 1999, dos estudiantes de 17 y 18 años, Eric Harris y Dylan Klebold, armados con un fusil de asalto, dos escopetas y un revólver, entraron en la escuela secundaria de Columbine y mataron a 15 personas antes de suicidarse.

La escuela de secundaria de Arapahoe de Centennial, donde se produjeron los hechos, cuenta con 2,220 estudiantes.

Las primeras imágenes de televisión emitidas tras el tiroteo mostraban un fuerte dispositivo policial en los alrededores del centro educativo, mientras decenas de estudiantes salían ordenadamente, con los brazos en alto, siguiendo el protocolo de evacuación.