elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad de Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Unión Europea (UE) incrementará la cooperación con Centroamérica para la lucha contra el narcotráfico, anunció este viernes en Panamá el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en el marco de la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (Sica).

"En el contexto de esa estrategia para la seguridad en América Central en un plano más integral vamos a incrementar esa cooperación en la lucha contra el narcotráfico", dijo Durao Barroso.

"Queremos formalizar nuestro compromiso con esta lucha común (...) Centroamérica es la primera frontera de Europa" para luchar contra el narcotráfico, aseguró Durao Barroso.

Durao Barroso se encuentra en Panamá como invitado especial de la Cumbre del Sica, que reúne hasta el sábado a mandatarios de la región.

En la cita, Durao y el secretario general del Sica, Hugo Martínez, firmaron un convenio mediante el cual la Unión Europea donará a Centroamérica 14 millones de euros (21 millones de dólares) para el combate al crimen organizado, una cifra que sería incrementada en los nuevos presupuestos de la Unión Europea para el período 2014-2020, según dijo Durao sin dar cifras concretas.

"Hoy a todos nos preocupa la situación de seguridad que vive la región y somos conscientes que supone un obstáculo para el desarrollo y la cohesión social y puede llegar a suponer una amenaza para la estabilidad", dijo Durao en una reunión con mandatarios del Sica.

"Centroamérica está urgida por los altos costos humanos, sociales y económicos que las actividades ilícitas le imponen a nuestros países", dijo Martinelli en una sesión de la cumbre a la que asistieron Barroso y los presidentes Otto Pérez (Guatemala)y Danilo Medina (República Dominicana).

Martinelli instó a la comunidad internacional a que "refuerce" su apoyo a la región para combatir "de manera eficaz" los niveles de inseguridad que "obstaculizan el pleno desarrollo humano, social y económico".

Centroamérica es una de las zonas más violentas del mundo, donde el crimen organizado ha disparado la tasa de homicidios a casi 40 por cada 100.000 habitantes, cinco veces la media mundial y con picos que incluso duplican esa cifra, como es el caso de Honduras.

Por Centroamérica, afectada además por altos niveles de pobreza, pasa el 80% de la droga -principalmente cocaína- que se consume en Estados Unidos, lo que hace de la región una tierra fértil para el narcotráfico.

"Deseo exhortar al presidente Barroso a que aproveche esta oportunidad para renovar el compromiso de apoyo de la Unión Europea con la estrategia de seguridad de Centroamérica", manifestó Martinelli.

En la cumbre -que se celebra en un hotel de playa en la localidad panameña de Buenaventura, en la provincia de Coclé, 150 km al suroeste de la capital- los presidentes del área deben decidir si reforman el Sica para ganar eficacia en la batalla contra la delincuencia.

Entre las posibles reformas está la creación de la Secretaría de Seguridad Democrática, cuyo objetivo sería canalizar los fondos de ayuda internacional -que ahora se gestionan de forma bilateral- y coordinar los esfuerzos de la lucha contra la crimen.