elnuevodiario.com.ni
  •   Tokio, Japón  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció este sábado 20.000 millones de dólares (14.000 millones de euros) en ayudas y préstamos a diez países del sudeste asiático, con el objetivo de fortalecer relaciones en la región ante el ascenso de China.

Las ayudas, que se distribuirán a lo largo de cinco años, fueron anunciadas en Tokio tras una reunión cumbre con los países miembros de la Asean (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), Birmania, Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

"Junto con la Asean, quiero construir el futuro de una Asia en la que gobiernen las leyes y no el poder, y donde la gente que ha trabajado duramente sea recompensada, lo que desembocará en una sociedad próspera basada en el respeto mutuo", declaró Abe en la apertura de la cumbre, que se lleva a cabo en pleno periodo de tensión entre Japón y China.

Las dos grandes potencias de la región se disputan la soberanía de un archipiélago en el mar de China Oriental, las Senkaku, administradas por Tokio pero reivindicadas por Pekín.

A finales de noviembre, China dio un nuevo paso adelante al decretar una "zona de identificación de defensa aérea" (ADIZ) sobre el mar de China Oriental que se superpone con el establecido por Japón y que engloba las islas Senkaku. China exige que toda aeronave extranjera que penetre en la zona se identifique y comunique su plan de vuelo.

En esta reunión Japón parece apuntar a la creación de un frente común ante China, con la que cuatro miembros de la Asean también mantienen diferendos territoriales.

Desde que asumió el poder en diciembre de 2012, Shinzo Abe lleva a cabo una campaña de acercamiento con los países de la Asean, a los que visitó durante su primer año como primer ministro.