• Santiago de Chile |
  • |
  • |
  • EFE y AFP

La socialista Michelle Bachelet se convirtió en 2006 en la primera mujer en llegar a la Presidencia de Chile y ayer domingo, en la primera exmandataria en ser reelecta en más de siete décadas, sin que en ninguno de los dos casos haya buscado el poder.

Bachelet volvió a hacer historia al imponerse en la segunda vuelta de las elecciones nacionales, ante la derechista Evelyn Matthei, y regresará al sillón presidencial por los próximos cuatro años a partir del 11 de marzo de 2014.

Tal como en 2006, cuando llegó a ser la primera mujer en llegar a la Presidencia de Chile, también esta vez Bachelet dice no haber buscado el cargo.

“Nunca he buscado el poder. Jamás en mi vida pretendí ser presidenta de la República. La vida me ha ido poniendo en posiciones destacadas. Y yo creo que la gente se da cuenta de eso”, dijo Bachelet al semanario The Clinic, once días después de regresar a Chile este año, luego de casi tres pasados al frente de la oficina ONU-Mujer en Nueva York.

Matthei reconoce triunfo

La exmandataria lideraba ayer los resultados de la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Chile, con 62.33%, frente al 37.66% de Evelyn Matthei, con el 89.99% de las 41,349 mesas escrutadas.

“Ella ganó y la felicito”, dijo Matthei en las primeras reacciones de los dirigentes de la derecha, que reconocieron la legitimidad del triunfo de Bachelet, aunque algunos apuntaron que la elevada abstención debe ser tenida en cuenta y condicionar su acción de Gobierno.

La ventaja de la candidata opositora sobre la aspirante oficialista se iba ampliando a medida que aumentaba el número de mesas escrutadas.

Abstencionismo

Junto con esos resultados, el otro protagonista de la jornada de ayer en Chile fue la abstención, según se observaba tras el cierre de los colegios electorales, que durante diez horas estuvieron recibiendo escasas cantidades de votantes.

Si en la primera vuelta de estos comicios, celebrada el pasado 17 de noviembre, se veían algunas filas de votantes frente a las mesas, este domingo el panorama fue muy distinto.

Los 2,012 centros de votación cerraron a las 6:00 p.m. hora local, tras diez horas de funcionamiento sin que en ningún momento se observara aglomeración alguna de electores.

La alta abstención llevó a varios dirigentes políticos a cuestionar la inscripción automática y el voto voluntario, que se emplearon por tercera vez.

Piden que vuelva voto obligatorio

Diversas personalidades se pronunciaron a favor de recuperar el voto obligatorio, entre ellos los expresidentes Patricio Aylwin y Ricardo Lagos y el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza.