elnuevodiario.com.ni
  •   Johannesburgo  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El intérprete de lengua de signos de la ceremonia de homenaje de Nelson Mandela negó el lunes tener un pasado criminal, como lo afirmaron medios sudafricanos.

"Son tonterías", dijo a la AFP durante una conversación telefónica, refiriéndose a un artículo publicado en el semanario sudafricano Sunday Times el domingo.

El Sunday Times afirmó que Thamsanqa Jantjie, que acompañó con sus gestos los discursos de los más poderosos líderes del planeta y miembros de la familia de Mandela, admitió haber participado en un asesinato colectivo en 2003.

"Es algo colectivo, lo que llamamos justicia de masa, y yo también estuve allí", dijo al Sunday Times, que precisó que los cargos en su contra fueron abandonados al considerar que sufría de problemas mentales.

Contactado el lunes por la AFP, el intérprete mantuvo un discurso incoherente.

La semana pasada, el canal de televisión privado ENCA había afirmado que este hombre había estado implicado en casos criminales, entre los cuales figura una violación y un intento de asesinato. Estas informaciones nunca fueron confirmadas.

Por otra parte, el Congreso Nacional Africano, ANC, el partido gobernante, abrió una investigación sobre posibles vínculos entre este falso intérprete y miembros del partido.

El caso de este intérprete ha levantado un doble escándalo en Sudáfrica. Por una parte porque la comunidad de sordos se sintió insultada al ver que un hombre que no conocía nada del lenguaje de signos haya sido escogido para la ceremonia de homenaje a Nelson Mandela.

Y por otra parte porque el estado mental de este hombre, que afirma sufrir de esquizofrenia, y que podría tener un pasado criminal, estuvo durante varias horas a escasos metros de varios líderes del gobierno y del mundo, lo que podría haber representado una amenaza.