•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los cancilleres de la Unión Europea (UE) se reunirán en Marsella (sur de Francia) el 3 de noviembre para acabar de reflexionar sobre "una asociación equilibrada y más estrecha" con Estados Unidos, la víspera de la elección presidencial en este país.

Esta reunión informal, en la que participarán el jefe de la diplomacia de la UE, Javier Solana, y la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, tendrá por objetivo concluir "la reflexión común sobre la puesta en marcha de una asociación equilibrada y más estrecha", declaró a la prensa el portavoz de la cancillería francesa, Eric Chevallier.

A comienzos de septiembre, en Aviñón (sur de Francia), "los ministros habían iniciado una discusión sobre la manera cómo la Unión Europea contaba reforzar el diálogo político con Estados Unidos para tener más peso en la resolución de las crisis regionales", recordó Chevallier.

El canciller francés, Bernard Kouchner, subrayó entonces que los europeos no querían "ser auxiliares" y adoptarían una posición sobre las relaciones transatlánticas que comunicarían a "la administración estadounidense y a los dos candidatos" a la Casa Blanca: el republicano John McCain y el demócrata Barak Obama.

Ferrero-Waldner también destacó que los europeos "quieren una asociación más equilibrada con Estados Unidos".

En 2003, la guerra en Irak creó vivas tensiones entre Washington y varias capitales europeas, además de provocar divisiones entre los europeos.

La reunión informal de Marsella tendrá lugar justo antes de la apertura de una conferencia ministerial del "Proceso de Barcelona/Unión por el Mediterráneo" (UPM), que reúne a 43 países del continente europeo y de la ribera sur del Mediterráneo, en esa misma ciudad.