•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Universidad de Harvard evacuó ayer lunes cuatro edificios de su campus y tuvo que suspender una serie de exámenes finales por una falsa amenaza de explosivos en el prestigioso establecimiento situado en Cambridge (Massachusetts, noreste de Estados Unidos).

La Policía recibió “informaciones no confirmadas de explosivos en cuatro lugares del campus: centro de ciencia, Thayer, Sever y Emerson”, alertaron las autoridades de Harvard poco después de las nueve de la mañana, hora local.

“Por favor evacuen esos edificios ahora”, instaron las autoridades en el mismo comunicado, publicado en el portal internet de Harvard.

La Policía de la universidad y la de Cambridge (situada frente a la ciudad de Boston), acompañadas luego por fuerzas estatales y federales, se dirigieron a los lugares en cuestión y tras varias horas de inspección no hallaron nada, según la misma fuente.

En dos de los cuatro edificios (Thayer y Emerson) la orden de evacuación se levantó pasado el mediodía. Los dos restantes fueron reabiertos por la tarde.

“Estoy aliviada de informar que no se hallaron artefactos sospechosos”, comentó poco después la vicepresidenta de la universidad, Katie Lapp, precisando que la Policía “continuaba investigando este incidente para determinar quién era el responsable”.

Según Lapp, la amenaza de explosivos llegó “a la Policía de Harvard y a varios miembros de la comunidad” a través de un correo electrónico.

 

Había exámenes

Tres de los lugares eran “edificios académicos” donde se estaban tomando exámenes finales que debieron ser cancelados, señaló Sam Weinstock, del diario estudiantil The Harvard Crimson, en declaraciones al canal CNN.

“Los estudiantes fueron retirados de esos exámenes al salón de comidas de los estudiantes de primer año, donde se les informó que los exámenes serían cancelados”, afirmó Weinstock.

Las autoridades mantuvieron los exámenes que estaban previstos por la tarde en los edificios evacuados e indicaron que informarían por separado a los estudiantes cuya pruebas fueron suspendidas de la nueva fecha de examinación.

Apenas unas horas después de la amenaza en Harvard, la Universidad de Massachusetts, situada al sur de Boston, lanzó un alerta para evacuar uno de sus edificios por la “posible” presencia de un hombre armado.

Sin embargo, esta información se reveló “falsa”, según la Policía estatal.