•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El exasesor de inteligencia estadounidense Edward Snowden, quien reveló un esquema masivo de vigilancia de las comunicaciones de Estados Unidos, se ofreció a ayudar a investigar el espionaje en Brasil y podría pedir asilo en el país, informó ayer martes el diario Folha de Sao Paulo.

En una carta abierta publicada por Folha expresa su disposición a “auxiliar” en las investigaciones del Senado sobre las denuncias de espionaje estadounidense a brasileños.

Aún así, lamenta que “hasta que un país conceda asilo político permanente, el gobierno de EE.UU. continuará interfiriendo en mi capacidad de hablar”.

181213 brasil

Snowden, asilado provisionalmente por un año en Rusia, no pide directamente asilo a Brasil en la carta, pero Folha afirma que su objetivo es venir al país suramericano.

El rotativo cita como fuente al periodista radicado en Brasil Glenn Greenwald, quien divulgó buena parte de los documentos filtrados por el exanalista, y a su compañero David Miranda, que ha iniciado una campaña para que Brasil le dé asilo.

“Brasil es uno de los pocos países con fuerza para darle asilo”, dijo Miranda a la AFP.

La campaña para pedir el asilo se inició recientemente en internet, a través de la ONG Avaaz, especializada en peticiones públicas, y este martes contaba con unas 3,000 adhesiones.

Colaboración y asilo

Miranda señaló que Snowden escribió esa carta “explicativa” ante cuestionamientos de por qué no estaría colaborando con las investigaciones brasileñas sobre el espionaje. “Queda claro que no puede mientras no tenga una situación de asilo permanente”, dijo.

El ministerio de Exte-riores brasileño afirmó no tener “ningún pedido oficial” de asilo de Snowden, y que solo comentará el caso si este se produce, dijo a la AFP un portavoz. El gobierno ha indicado, no obstante, que “es difícil” que un pedido de asilo sea atendido, según una fuente del Ejecutivo a la AFP.

Snowden pidió asilo a Brasil en julio, así como a otros países antes de ser acogido temporalmente en Rusia, pero este no fue atendido.

 

Ofrecimientos

Bolivia, Venezuela y Nicaragua se declararon en su momento, dispuestos a recibir a Snowden y el avión del presidente boliviano Evo Morales se vio obligado a hacer una escala en Viena cuando regresaba de una visita a Moscú, después de que varios países europeos sospecharon que Snowden estaba a bordo. Ecuador dijo estar dispuesto a estudiar el asilo de Snowden si este lo solicitaba.