AP
  •  |
  •  |
  • AP

Chrysler LLC, cuyo propietario negocia la venta del fabricante automotor a General Motors Corp., anunció el viernes que despedirá al 25% de su fuerza laboral a partir del mes próximo, y advirtió que hará más anuncios de reestructuración dentro de poco.

El director ejecutivo Robert Nardelli dijo que las medidas fueron tomadas en momentos en que la empresa "se esfuerza en buscar vías para operar".

Chrysler, que tiene 18.500 empleados, dijo el viernes que también recortará un cuarto de sus empleados contratados, aquéllos que trabajan para otras empresas bajo contrato con el fabricante de vehículos.

Aproximadamente 5.000 personas serán despedidas, aunque la compañía no reveló cuánto personal contratado tiene.

El vicepresidente y presidente Tom LaSorda afirmó el viernes que las proyecciones de ventas para lo que resta del año y en 2009 no se ven bien, e indicó que se avecinan más cierres de fábricas.

Las ventas de Chrysler han bajado un 25% en los primeros nueves meses del año, el peor declive para cualquier fabricante automotriz.

"Tenemos que alinear la capacidad (productiva) con lo que sucede en las ventas", destacó LaSorda en una entrevista con la radioemisora WWJ-AM. "Y esas son las decisiones difíciles que hacemos. Por supuesto que se avecinan más si sigue en este nivel", agregó.

Chrysler anunció el jueves que despedirá a 1.825 trabajadores al eliminar un turno en una planta de vehículos jeep en Toledo, Ohio, y acelerará el cierre de su fábrica de vehículos deportivos en Newark, Delaware, debido a la desaceleración de la economía mundial y un cambio hacia vehículos más pequeños.

Los recortes son tan grandes que podrían representar el fin de Chrysler como una compañía independiente y podrían indicar que se está preparando para su venta, señaló Aaron Bragman, un analista automotriz de la firma consultora IHS Global Insight.