elnuevodiario.com.ni
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La llegada irregular de inmigrantes a España se redujo este año en un doce por ciento con respecto a 2012, avanzó hoy el director de la Policía española, Ignacio Cosidó, quien destacó que los agentes han detenido a 6.246 personas vinculadas al tráfico de inmigrantes y a la trata de seres humanos.

Durante un acto público Cosidó hizo un escueto balance de la lucha contra la inmigración irregular a dos semanas de que concluya el año.

El año pasado, según cifras del Ministerio del Interior, llegaron a las costas españolas algo menos de 4.000 inmigrantes irregulares.

En las más de 2.600 operaciones contra el tráfico ilegal de inmigrantes y la trata de seres humanos, la Policía detuvo a 6.246 delincuentes de uno de los crímenes, a juicio de Cosidó, "más abominables que existen".

Preguntado por los intentos masivos registrados en los últimos días en la valla de Melilla, fronteriza con Marruecos, el director de la Policía confirmó que, lejos de haber una disminución en la presión migratoria, se está observando un aumento, sobre todo en esa ciudad y en Ceuta.

El director de la Policía presentó hoy 69 nuevos vehículos destinados a reforzar la seguridad en las fronteras, de los que cinco irán a Ceuta y otros tantos a Melilla, para que agentes especialistas hagan un mayor número de patrullajes preventivos.