elnuevodiario.com.ni
  •   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Congreso brasileño restituyó simbólicamente este miércoles el mandato al ex presidente Joao Goulart, depuesto por la dictadura en 1964, en una ceremonia casi un mes después de que su cuerpo fuera exhumado para investigar si fue asesinado, informó la prensa local.

La sesión solemne estuvo encabezada por la presidenta Dilma Rousseff, una ex guerrillera que fue encarcelada y torturada durante la dictadura (1964-85). También participaron los jefes de las Fuerzas Armadas.

El presidente del Senado, Renan Calheiros, le entregó el diploma de presidente al hijo de Goulart, João Vicente.

"Estamos declarando que Joao Goulart no era un fugitivo, sino una víctima de un movimiento militar que intentó cerrar esta casa tres veces", declaró Calheiros, según fue citado por la prensa, asegurando que el ex presidente "fue depuesto, fue víctima del autoritarismo, de una ilegalidad".

Calheiros y el presidente de la Cámara, Henrique Eduardo Alves, pidieron disculpas en nombre del Legislativo por la deposición del ex presidente. El senado anuló el cargo a Goulart en 1964 dando inicio a la dictadura militar. En noviembre pasado, el senado anuló esa sesión.

Hace una semana Brasil rindió honores póstumos de jefe de Estado a Goulart, cuya muerte hace 37 años en Argentina está siendo investigada para determinar si fue un asesinato en el marco de la Operación Cóndor de represión de las dictaduras militares del Cono Sur.

El cuerpo fue exhumado el 13 de noviembre en el cementerio de Sao Borja, cerca de la frontera con Argentina en el sureño estado de Rio Grande do Sul, donde nació el ex presidente.

La exhumación es un pedido de los familiares que llevan años reclamando que sea investigada la causa de la muerte de Goulart en Mercedes (Argentina), el 6 de diciembre de 1976, oficialmente de un ataque cardíaco.

El cuerpo nunca fue sometido a una autopsia y fue enterrado sin honores de jefe de Estado.

Popularmente conocido como 'Jango', Joao Goulart presidió Brasil entre 1961 y 1964, y fue obligado a dejar el cargo y el país tras el golpe militar de ese año. Estuvo exiliado en Uruguay y Argentina.

En 2006, el ex agente de inteligencia uruguayo Mario Neira, detenido en Brasil por tráfico de armas, dijo que Goulart murió envenenado por agentes uruguayos al servicio de Brasil.