elnuevodiario.com.ni
  •   Bangui  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las represalias del exgrupo rebelde centroafricano Seleka contra la población tras la ofensiva de las milicias cristianas en la capital Bangui, el pasado 5 de diciembre, provocaron casi un millar de muertos, según la ONG Amnistía Internacional, AI.

En la mañana del 5 de diciembre, las milicias campesinas cristianas "antibalaka" (antimachetes) infiltradas en algunos barrios de la capital, "en un operativo puerta a puerta mataron a unos 60 musulmanes", señaló AI en un comunicado.

Integrantes de lo que fuera la Seleka "tomaron represalias a gran escala contra los cristianos, matando casi a un millar de personas en sólo dos días, y practicando el pillaje sistemático de viviendas civiles", según AI.

Según la ONG, también fueron asesinados niños y mujeres. El último balance de la ONU cifraba en poco más de 600 los muertos en todo el país, de los cuales al menos 450 en Bangui.

"Nuestras investigaciones sobre el terreno en estas dos últimas semanas no dejan lugar a dudas, ambas partes en conflicto cometieron crímenes de guerra y de lesa humanidad", estimó Christian Mukosa, experto de Amnistía Internacional, tras el trabajo en el lugar realizado por tres investigadores de la organización humanitaria.

"Los mismos incluyen ejecuciones extrajudiciales, mutilaciones, destrucción de edificios religiosos, como algunas mesquitas, y el desplazamiento forzoso de numerosas personas", añadió Mukosa.