•  |
  •  |
  • AP

La gobernadora de Alaska, Sarah Palin, declaró el viernes ante un investigador independiente en torno a los señalamientos de abuso de poder que han surgido en plena campaña por la vicepresidencia de Estados Unidos.

Palin saludó con un gesto a la prensa pero no dio declaraciones cuando llegó a un hotel de Misurí para dar su declaración, programada para cuando menos dos horas, ante un abogado de la Oficina de Personal de Alaska. La oficina trata de determinar si Palin abusó de su poder al despedir a su comisionado de seguridad pública.

El comisionado dice que fue despedido porque se negó a cesar al ex cuñado de Palin, un policía estatal implicado en un conflictivo divorcio de la hermana de la gobernadora. El escándalo, llamado el "Troopergate", cobró importancia a nivel nacional cuando el candidato presidencial John McCain eligió a Palin como su compañera de fórmula.

"Ella ha estado esperando este día", dijo el abogado de Palin, Thomas Van Flein, el viernes. "Le gustaría dar su versión y que la gente sepa la verdad".

Una investigación legislativa encontró que Palin tenía todo el derecho de despedir al comisionado, Walter Monegan. Sin embargo, el informe señala que Palin violó las normas éticas estatales al tratar de que su ex cuñado perdiera su empleo.

Palin y su esposo Todd dijeron que el policía, Mike Wooten, era una persona mentalmente inestable y que hizo amenazas contra su familia, llegando a usar un arma de electrochoque contra su hijastro.

"No pido disculpas por buscar la protección de mi familia y desear hacer pública la injusticia de que un policía violento conserve su placa", dijo Todd Palin en una declaración jurada ante investigadores de la legislatura estatal.

Sarah Palin no ha sido citada a declarar en la investigación legislativa. El testimonio del viernes ante el investigador independiente Timothy Petumenos es el primero que realiza bajo juramento, y con una duración amplia, en torno al tema.