•  |
  •  |
  • AP

Los mercados mundiales tuvieron el viernes una oleada de caídas ante los temores persistentes de una recesión global que podría devorar las ganancias corporativas.

Los mercados lograron recuperase de sus peores pérdidas antes del cierre aunque las bolsas asiáticas tuvieron un retroceso marcado y Wall Street cerró en baja.

El índice industrial Dow Jones cayó 504 puntos en las primeras horas de la jornada, antes de recuperar algo de terreno y cerrar con una baja de 312,30 unidades (3,59 a 8.378,95 unidades. El referente Standard & Poor's 500 descendió 31,34 unidades (3,45%) a 876,77 y el índice compuesto Nasdaq perdió 51,88 (3,23%) a 1.552,03.

La recuperación del Dow mitigó las grandes pérdidas que tenían los índices europeos. El índice alemán DAX cerró con un retroceso de 4,96%, después de tener un desplome de casi 10% durante el día.

El índice francés CAC-40 bajó 3,54%, aunque también llegó a reportar un desplome de 10% en cierto momento de la jornada.

El índice de referencia FTSE 100 de la Bolsa de Londres terminó con una caída de 5%, tras indicar el gobierno que el Producto Interno Bruto se contrajo un 0,5% en el tercer trimestre, lo que ha dejado al país al borde de una recesión, cuya definición técnica son dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. El crecimiento económico del trimestre anterior fue de 0,0% en Gran Bretaña.

Las dos bolsas de Rusia cerraron anticipadamente por las pérdidas exacerbadas y los funcionarios informaron que no retomarían las operaciones hasta el martes. El índice MICEX se hundió 14,2% y el RTS 13,7%.

En Tokio, el referente Nikkei 225 cayó 9,6% a 7.649 puntos, su primer cierre por debajo de las 8.000 unidades desde mayo del 2003.

El panorama convenció a los inversionistas de que la economía mundial se encamina a una recesión larga y penosa, pese a una serie de medidas de varios gobiernos para frenarla.

El desaliento sobre las expectativas de crecimiento ha tenido el efecto colateral de hacer que las economías y las divisas más débiles entren bajo una presión extrema.

Los inversionistas retiran su dinero de regiones como Europa del Este, Latinoamérica y Asia por el temor de que los países vulnerables no sólo serán afectados fuertemente por la crisis financiera sino que resultarán incapaces de cumplir con sus deudas.

El Ibovespa de la bolsa de Sao Paulo se precipitó 6,9% a 31.482. El índice brasileño ha visto esfumarse el 57% de su valor desde que llegó a su punto máximo de 73.794 unidades el 19 de mayo.

En México el Indice de Precios y Cotizaciones (IPC) cayó 4,6% a 16.979 unidades ante las predicciones de los inversionistas sobre que las pérdidas en las monedas podrían afectar aún más las ganancias en las compañías. En Argentina, el índice Merval se hundió 7,6% a 890,3 puntos, con lo que ha perdido un 24% de su valor esta semana.

En Perú el indice principal de la Bolsa de Valores de Lima registró el viernes una caída de 6,67% en una jornada de extremo nerviosismo que obligó a la suspensión temporal de sus operaciones ante el desplome de las bolsas en el mundo.

Incluso el oro, buscado tradicionalmente como el refugio seguro en tiempos de pánico, cayó marcadamente, hasta los 681 dólares por onza, su cotización más baja desde enero del año pasado.

A esa ansiedad se ha sumado una serie de anuncios sobre las paupérrimas ganancias corporativas y pronósticos altamente pesimistas sobre el desempeño empresarial en el cuarto trimestre, que no se han hecho sentir aún de pleno. La sensación de algunos es que lo peor está por llegar.

Las acciones del gigante de la electrónica Sony se desplomaron más del 14% después que recortó su pronóstico de ganancias para el año fiscal, al referir menores ventas de televisores planos y de otros artículos electrónicos por la crisis económica y por la fortaleza del yen.

Las noticias de Sony "fueron nuevamente otro indicador de que la economía mundial está realmente desacelerando", señaló Yutara Miura, un estratega ejecutivo de inversiones de la firma Shinko Securities en Tokio. "La revisión ha tenido un impacto muy negativo en otras acciones relacionadas con la tecnología", como la Panasonic Corp.