elnuevodiario.com.ni
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Madres centroamericanas lograron localizar a 12 familiares, uno de ellos muerto, durante una caravana de 16 días destinada a la búsqueda de desaparecidos en México, que sirvió también para denunciar las penurias y abusos por los que pasan los inmigrantes en su tránsito por el país.

Pese a que esta novena edición de la caravana fue más reducida que anteriores convocatorias ya que se evitó visitar los estados norteños de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila por la inseguridad en la carreteras, este ha sido "el año con más reencuentros y localizaciones de desaparecidos", destacó Marta Sánchez, coordinadora del Movimiento Migrante Mesoamericano.

En total, se lograron siete reencuentros entre madres e hijos, cuatro contactos telefónicos con familiares y el "cierre de una herida" con la lamentable ubicación de la tumba de una hondureña desaparecida hace 17 años.

"La realidad es que no hay nada que celebrar pues en México se sigue matando a migrantes", destacó Sánchez en una rueda de prensa en la ciudad de Tapachula, Chiapas, fronteriza con Guatemala y donde se han producido la mitad de los reencuentros.

Unos 140,000 extranjeros -la gran mayoría de ellos centroamericanos- ingresan de forma ilegal a México cada año con la intención de llegar a territorio estadounidense a través de distintas rutas enfrentando secuestros, extorsiones, robos, violaciones y hasta asesinatos a manos de cárteles.

La ONG de Centroamérica estima que hay unos 20.000 inmigrantes desaparecidos, aunque las organizaciones mexicanas consideran que esta cifra es mayor y se eleva a unas 70,000.

"Estos nueve años han sido un tormento para mí y volvió la vida a mi cuerpo. Mi corazón descansa", expresó emocionada Santos del Socorro Dávila, una madre nicaragüense que participó por primera vez en la caravana y logró encontrar a su hijo Jorge Alberto después de nueve años de no saber nada de él.

Desde 2006, caravanas de madres han recorrido nueve veces las peligrosas rutas que siguen los inmigrantes para llegar a Estados Unidos logrado recuperar a 200 personas, la mayoría hijos que habían desaparecido.

En un comunicado final, la caravana de madres exigió al gobierno mexicano que elimine las visas para cruzar su territorio y repare con indemnizaciones los daños causados a las familias de los inmigrantes fallecidos.

"México se ha convertido en el holocausto de los migrantes", concluye el comunicado.