•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP


El presidente ruso, Vladimir Putin, se negó este jueves a designar un sucesor y afirmó en tono paternalista que no tolerará en su país manifestaciones como las de Ucrania, en su conferencia de prensa anual.

Putin, quien se encuentra en el Kremlin desde el año 2000 con un intermedio en el cargo de primer ministro entre 2008 y 20012, quiso mostrar que lleva firmemente las riendas del poder.

Cuando un periodista le preguntó si ya conocía el nombre de su eventual sucesor, respondió: "No he dicho nada y no hay nada que decir".

Luego eludió una pregunta sobre las probabilidades de su primer ministro, Dimitri Medvedev, quien fue presidente cuando él mismo era jefe de gobierno, de sucederlo, llegando incluso a mostrarse severo con él.

"Yo considero que el trabajo del gobierno es satisfactorio", afirmó. "Evidentemente, hay cosas que en mi opinión habría que hacer enérgicamente, en forma más eficaz, a tiempo... hay cosas que se demoran", agregó.

Putin anunció que firmará "muy pronto" un decreto de indulto para al exmagnate petrolero y opositor Mijail Jodorkovski, según imágenes transmitidas por televisión.

"El decreto de indulto se firmará muy pronto", dijo. Según el presidente, Jodorkovski, detenido desde 2003, hizo una petición de indulto, algo a lo que se había resistido hasta ahora.

El presidente de 61 años, que en el pasado no excluyó la posibilidad de presentarse a un cuarto mandato durante la próxima elección presidencial en 2018, afirmó sin embargo que no tenía intenciones de permanecer en el poder toda su vida.

"Nosotros tenemos una Constitución, y es en el marco de esa Constitución que se forman los órganos del poder. Es por eso que no cambiaremos nada. Creo que es inútil y peligroso para la estabilidad del Estado", afirmó.

En Moscú no habrá manifestaciones como las ucranianas

El exagente del KGB adoptó el papel de garante de la seguridad y de los valores del país. Excluyó manifestaciones no autorizadas en Moscú como las masivas que agitan a Kiev desde hace un mes.

"Toda acción, sea cual fuere, debe permanecer en el marco de la ley. Si alguien sale de ese marco, el Estado está obligado, y quiero destacarlo --no se trata de una voluntad política sino de obligaciones de los órganos del poder-- a restablecer el orden", declaró.

También defendió "los valores morales tradicionales" en Rusia.

"Es importante para mí no abstenerme de criticar los valores occidentales, sino defender a nuestra población contra ciertos seudovalores que nuestros conciudadanos tienen dificultades para aceptar", indicó Putin.

También lamentó el comportamiento "degradante" de dos jovencitas del grupo contestatario Pussy Riot, encarceladas por haber cantado una "plegaria punk" en su contra en la catedral de Moscú. Ellas podrían ser indultadas en breve.

También adoptó un tono paternalista con respecto a Ucrania.

"Nosotros decimos a menudo que es un pueblo hermano, un país hermano, cuando debemos actuar como familiares cercanos y apoyar al pueblo ucraniano, que se encuentra en una situación difícil", afirmó, al ser interrogado sobre los 15.000 millones de dólares y una disminución de un tercio del precio del gas acordados el martes por Rusia a Ucrania.

También afirmó que los servicios de inteligencia rusos jamás interrogaron al exconsultor de los servicios secretos norteamericanos refugiado en Moscú Edward Snowden sobre las actividades de la Agencia Central de Inteligencia y la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos.