•   Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los argentinos se preparan para recibir la Navidad con la mira puesta en el suministro eléctrico, que comenzó a fallar hace una semana con la llegada de las altas temperaturas, y el temor a que durante las fiestas se produzcan nuevos saqueos en supermercados y comercios.

Después de que los ciudadanos se movilizaran exigiendo a las autoridades y a las compañías eléctricas una solución, Edenor y Edesur, responsables de la distribución energética en la Ciudad de Buenos Aires y su área metropolitana, aseguraron ayer que trabajan “24 horas al día” para restablecer el servicio.

“Seguiremos trabajando todos los días de la semana incluidos los de las tradicionales fiestas de fin de año, a fin de reducir las molestias ocasionadas a los clientes”, señaló Edesur, controlada por la española Endesa, en un texto publicado en la prensa local.