•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El "Gordo" de Navidad, la famosa lotería española de mayor premio del mundo, repartió este domingo más de 2,000 millones de euros en premios en el país, que cuenta con una tasa de desempleo cercana al 26%.

El primer premio, el conocido "Gordo" de Navidad, es de 4 millones de euros por número, lo que supone 400.000 euros por décimo, y se habían puesto a la venta un total de 1,600 décimos por número.

"Esta mañana estaba en la cama y me ha dado un vuelco el corazón cuando he oído que había caído en Leganés", dijo a los periodistas Alfonso Martínez, de 53 años, quien había comprado varios décimos del número ganador frente al lugar en que lo compró. Martínez está sin trabajo desde hace ocho meses.

"Todavía no me lo creo, bastante capricho es pagar la hipoteca", declaró por su parte Raúl Clavero, de 26 años, un mecánico de Leganés, cuyos padres no tienen trabajo.

La entrada en vigor de una nueva ley del gobierno de derechas español, que lleva a cabo desde su llegada al poder una dura política de austeridad para reducir el déficit público, hará que la Hacienda pública se quede directamente con un 20% de los premios superiores a 2,500 euros.

El sorteo de la lotería de Navidad se lleva celebrando ininterrumpidamente desde 1812. Ni siquiera la Guerra Civil española (1936-1939) logró acabar esta tradición, ya que cada uno de los dos bandos celebró su propio sorteo durante el conflicto.

Se ha convertido en toda una tradición navideña en España, donde los amigos, los compañeros de trabajo o las familias se reúnen para compartir décimos.

La popularidad de esta lotería se ve aumentada por el hecho de que no sólo hay unos pocos grandes ganadores, sino que también distribuye miles de pequeños premios junto al Gordo.

Aunque otros sorteos tiene premios individuales más altos, la Lotería de Navidad es la primera del mundo por el total de la suma que se reparte.