elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La jueza hondureña Wendy Caballero, fue detenida porque concedió arresto domiciliario al supuesto narcotraficante Alexander Montes Aguilar, ya recapturado, fue remitida hoy a prisión por orden de un juzgado, informaron fuentes judiciales.

Un portavoz del tribunal que lleva el caso dijo a los periodistas que a Caballero, jueza con jurisdicción nacional, se le dictó "detención judicial por el delito de cohecho y soborno doméstico" y será trasladada a la cárcel de mujeres cercana a Tegucigalpa.

La jueza fue detenida el sábado en el aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula, norte de Honduras, cuando retornaba de Estados Unidos, informó a periodistas el portavoz del Ministerio Público de esa ciudad, Elvis Guzmán.

Caballero tenía "orden de captura por los delitos de cohecho y soborno doméstico", por lo que fue capturada por la Policía Militar del Orden Público y agentes de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, agregó.

Guzmán explicó que la jueza "emitió un fallo irregular" al otorgar "medidas sustitutivas de la prisión" a Aguilar, fundamentando su decisión por una enfermedad que al parecer éste sufría, aunque no se precisó qué mal le agobiaba.

Aguilar fue detenido por la Policía hondureña en agosto del año pasado y se le confiscaron varias propiedades y vehículos valoradas en unos 15 millones de lempiras (unos 723.589 dólares), por lo que guardaba prisión en el centro penal Sampedrano.

No obstante, las fuerzas de seguridad volvieron a capturar ayer al supuesto narcotraficante en un operativo en la colonia Planeta, según el informe policial y fue remitido al centro penal de San Pedro Sula.

En la acción policial, también fue detenida una de las apoderadas legales del supuesto narcotraficante, Fanny Aguilar, quien está bajo custodia de la Policía.