•   Libia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Trece personas resultaron muertas y otras tres heridas de graveda la noche del sábado en un atentado suicida con coche bomba frente a una base militar cercana a la ciudad de Bengasi, en el este de Libia, según un comunicado publicado ayer por el gobierno libio.

Un desconocido hizo explotar el coche bomba ante un control de seguridad de la base de Barsis, a unos 50 kilómetros de la ciudad de Bengasi, la que fuera bastión de los rebeldes que derrocaron al dictador Muamar al Gadafi en 2011.

El gobierno libio calificó el atentado terrorista de “cobarde” a través de un comunicado y consideró que se produce en un momento en que las fuerzas militares tratan de instaurar la seguridad especialmente en la ciudad de Bengasi.

Las autoridades libias han decretado tres días de luto nacional y han postergado las festividades de celebración del aniversario de la independencia del 24 de diciembre, hasta después del duelo.

Este atentado se produjo un día después del asesinato a tiros el viernes del jefe de los servicios militares de inteligencia de Bengasi, Fatah Ala Abdelrrahim, frente a su vivienda.

Cuna de la rebelión que precipitó la caída del régimen de Al Gadafi, Bengasi se ha convertido dos años después en el escenario de una serie de atentados que han causado unos 150 muertos, la mayoría oficiales de las diferentes fuerzas de seguridad. Las autoridades, que luchan por instaurar la seguridad en las ciudades libias, acusan a los grupos “fuera de la ley y partisanos del antiguo régimen” de estar detrás de estos ataques.