•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Contrabandistas chinos cavaron un túnel entre Hong Kong y la ciudad china de Shenzhen, lo apuntalaron con cemento y equiparon incluso con rieles para transportar clandestinamente bienes, según un medio oficial.

El túnel partía de "un garaje alquilado en Shenzhen" y conducía a "un foso de caña, perfectamente disimulado", relata el sitio de informaciones china.com.cn.

Este túnel, de 40 metros de largo, 80 centímetros de ancho y 1 metro de alto, fue cavado y equipado "de forma muy profesional", añade.

Hong Kong, territorio devuelto en 1997 por el Reino Unido a China, es administrado de forma autónoma. El comercio entre Hong Kong y China "continental" está sometido de ambas partes a regulaciones y al pago de derechos de aduana.

Hong Kong está separado por una estrecha frontera de Shenzhen, vecina ciudad comercial en la provincia china de Guangdong.