•   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unos cinco millones de niños sirios necesitan asistencia humanitaria, alertó ayer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que ha lanzado en su favor la mayor petición de fondos en sus 67 años de existencia.

“Actualmente, consideramos que cuatro millones de niños requieren ayuda humanitaria dentro de Siria, además del 1.1 millones que viven fuera del país como refugiados”, constató el organismo.

La proyección de las necesidades de los niños sirios el próximo año se basa en que la violencia persistirá en su país, así como el desplazamiento de civiles y el éxodo de refugiados, y en que el declive de la economía nacional se ahondará.

En total, Unicef ha solicitado a la comunidad de donantes US$835 millones para financiar sus operaciones en el país árabe, lo que representa un incremento del 77% sobre a las necesidades que se preveían hace un año.

14 millones de niños afectados por tres crisis

Este llamamiento forma parte de uno regional lanzado recientemente por la ONU para Siria, sus países vecinos que acogen a la gran mayoría de refugiados (Líbano, Jordania, Irak y Turquía) y Egipto, por US$6,500 millones.

Según los datos con los que trabaja el Unicef, 14 millones de niños en el mundo están atrapados en tres crisis graves: en Siria, en la República Centroafricana y en Filipinas, en este último caso debido a la destrucción que provocó el tifón Haiyan.