•   Damasco  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las fuerzas del régimen de Bachar al Asad mataron ayer a ochenta “terroristas”, como denomina a sus opositores, en una emboscada en una zona al norte de Damasco, según la agencia de noticias oficial Sana.

La agencia precisó que entre los muertos hay personas de distintas nacionalidades como egipcios, saudíes, libios y paquistaníes. Anteriormente, medios oficiales sirios y activistas habían informado del fallecimiento de decenas de combatientes yihadistas en la emboscada tendida por los efectivos gubernamentales en un área situada entre las localidades de Malula y Al Qastal, al norte de la capital.

Vinculados a Al Qaeda

En declaraciones a Sana, una fuente militar apuntó que los milicianos pertenecían al Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda, e iban pertrechados con lanzagranadas, fusiles, cinturones de explosivos, lanzaderas de cohetes y ametralladoras, que fueron incautadas por las autoridades.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que decenas de combatientes opositores perdieron la vida y una veintena resultaron heridos la pasada madrugada en la emboscada y en los choques que se desencadenaron después.

Según el Observatorio, también hubo bajas en las filas del régimen, pero no ofreció su cifra. El pasado 2 de diciembre, Malula, de mayoría cristiana, fue tomada por insurgentes de facciones islamistas, entre ellos el Frente al Nusra. Esta ciudad es una de las pocas localidades en el mundo donde aún se habla el arameo, la lengua en que se expresaba Jesucristo.