elnuevodiario.com.ni
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los presos de la banda ETA admitieron hoy el daño causado a sus víctimas y expresaron su renuncia al terrorismo, al tiempo que aceptaron que su situación como reclusos sea tratada por las autoridades de modo "escalonado" e "individual".

A través de un comunicado remitido a la publicación digital Naiz.info, el colectivo de reclusos de ETA (EPPK por sus siglas en vasco) señala que "asumen toda su responsabilidad sobre las consecuencias" de su actividad.

Autora de 856 asesinatos desde 1960 para reivindicar la independencia del País Vasco (norte) de España, ETA anunció el cese definitivo de su actividad armada en octubre de 2011.

"Reconocemos con toda sinceridad el sufrimiento y daño multilateral generados", dice el comunicado del grupo de reclusos.

La posición expresada hoy supone un cambio en la línea del colectivo de presos etarras, que siempre pidió ser tratado en conjunto y no de modo individual.

Aceptan que la eventual excarcelación y traslado al País Vasco se lleve a cabo "utilizando cauces legales" del Estado español, "aun cuando ello para nosotros implícitamente conlleve la aceptación de nuestra condena".

Los reclusos etarras confirman su compromiso "absoluto" con el escenario político y social generado en el País Vasco tras el final de la actividad armada por parte de la organización terrorista.