elnuevodiario.com.ni
  •   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades chilenas pudieron identificar en las últimas horas a siete de las nieve personas que fallecieron tras volcar en el norte del país un autobús que transportaba a turistas bolivianos que viajaban desde Cochabamba a la ciudad de Arica, informaron hoy fuentes oficiales.

La noche del viernes se había informado de diez fallecidos y 41 heridos en el accidente, ocurrido durante la tarde de ese día en el kilómetro 70 de la ruta internacional que une a la ciudad chilena de Arica con el país andino, pero posteriormente la policía aclaró que los fallecidos son nueve.

Una de las víctimas, según se precisó este sábado, era de nacionalidad chilena; se trata de Jorge Núñez, de 65 años, que era el guía turístico que acompañaba a los viajeros procedentes de Cochabamba.

Las víctimas identificadas, según informaron fuentes judiciales, son María Camacho Vargas, de 53 años; Xochtil Goitía Camacho (21), Arminda Valenzuela Guzmán (55), Mery Alvarado Rivas (54), Jorge Alejandro Villarroel (65) y el niño P.G.V.C, de 7 años, todos bolivianos, además del chileno Jorge Núñez.

Los peritajes para identificar a las dos fallecidos restantes continúan, señalaron las fuentes.

En tanto, las autoridades del hospital de Arica, en el que fueron ingresados los heridos más graves, dijeron que tres de ellos permanecen graves, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde permanecerán en observación por las próximas 24 a 48 horas para establecer su evolución.

Otras cinco personas se encuentran en la unidad de Cirugía del establecimiento, con múltiples heridas y contusiones, pero estables y evolucionando favorablemente, lo mismo que una niña de 13 años que permanece en la sección de Pediatría, con una herida en un párpado y lesiones cortantes en el cuero cabelludo.

En tanto, un tribunal de Garantía de Arica ordenó la prisión preventiva del conductor del vehículo, identificado como José Llanos Romero, de 33 años y de nacionalidad boliviana, imputado por cuasidelito de homicidio (involuntario) y lesiones graves y menos graves).

Elsa Veredo Fernández, una de las pasajeras que resultó ilesa, dijo a radio Cooperativa que el autobús, que formaba parte de una caravana de tres vehículos similares que salieron de Cochabamba, presentaba problemas técnicos desde el inicio del viaje,

"Desde el primer momento que salimos de Bolivia hubo problemas técnicos, por la irresponsabilidad de los chóferes tuvo que pasar lo que ha pasado", dijo, acongojada, la mujer.

"Llegamos a inmigración y una hora después se rompió la caja de cambios y los frenos no funcionaron. Todos gritamos, entramos en pánico y el autobús volaba", añadió.

"Yo lo único que yo hice fue agarrarme del asiento porque un señor gritaba 'agárrense de los asientos'. Me agarré tan duro que no me pasó nada, gracias a Dios; me sentía tan impotente, dan dolida de no poder hacer nada" relató. "Mi compañera de asiento, la vi botada, sin vida cuando salí", acotó.

Elsa se declaró agradecida de la atención recibida en Chile: "Todos fueron muy desprendidos, nos han dado todo lo que necesitábamos, los policías, los paramédicos, se movilizaron tanto, nunca pensé que fuera así", concluyó.