AFP
  •   Georgia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El alcalde de una localidad georgiana y otro civil murieron este sábado al estallar un artefacto cerca de la región separatista georgiana prorrusa de Abjasia, anunció el ministerio georgiano del Interior.

Un policía resultó herido en la explosión, que se produjo cuando las fuerzas del orden investigaban sobre el terreno un ataque con granadas perpetrado justo antes contra una casa vacía en la localidad fronteriza de Mujava, declaró a la AFP el portavoz del ministerio del Interior, Chota Utiachvili.

La policía se había desplegado en ese lugar donde presuntos militantes abjasos habían lanzado tres granadas unas horas antes. A su llegada, explotó una bomba teledirigida, agregó el portavoz.

"La policía era evidentemente el blanco, puesto que (los atacantes) sabían que acudiría al lugar de los hechos para investigar", dijo Utiachvili.

El jefe policial del distrito abjaso de Gali, Lawrence Kogonia, desmintió todo ataque. "En las últimas 24 horas, no ha habido ningún incidente o disparo en los barrios situados en la frontera con Georgia", declaró la agencia de prensa rusa Interfax.

La situación actual es muy tensa en los alrededores de Abjasia y de la otra región separatista georgiana, Osetia del Sur, tras el breve conflicto de agosto entre Moscú y Tiflis.

Las tropas rusas entraron en Georgia el 8 de agosto después de la tentativa de Tiflis de retomar por la fuerza el control de Osetia del Sur.

Tras un alto el fuego acordado bajo los auspicios de la Unión Europea (UE), los soldados rusos se retiraron de Georgia pero mantuvieron su presencia en ambas regiones separatistas, cuya autoproclamada independencia fue reconocida por Moscú a finales de agosto, pese a las protestas de Occidente.

Georgia declaró el viernes que las fuerzas rusas hicieron explotar un puente entre Abjasia y el oeste de Georgia, para aislar a los georgianos que viven en la región separatista.

Rusia negó haber desplegado fuerzas suplementarias en ambas regiones separatistas georgianas, donde mantiene una fuerza de 7.600 hombres.