•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, descartó hoy dictar una amnistía en favor de los llamados "presos políticos", condición que negó a opositores encarcelados, aunque advirtió que el Poder Judicial puede dictar medidas humanitarias.

"Tengo facultad para dictar medidas de perdón para (sentenciados por) delitos", siempre que de por medio no hayan "ofensas de lesa humanidad", manifestó el jefe de Estado en una rueda de prensa.

"Tengo esa limitación constitucional", remarcó tras sostener que la Revolución Bolivariana, como llama la gestión de su antecesor y mentor, Hugo Chávez, y la suya propia, iniciada hace 8 meses, "ha sido generosa con sus adversarios y siempre seguirá siéndolo".

Recordó al respecto que Chávez, fallecido de un cáncer en marzo pasado, dictó algunas amnistías en sus 14 años de gestión, la última el 31 de diciembre de 2007, y excarceló a implicados en el golpe de Estado que lo derrocó durante dos días en 2002 y en otras huelgas e insubordinaciones los siguientes cinco años.

Chávez, remarcó Maduro, "los perdonó uno por uno" y por ello muchos de los beneficiados han podido ser candidatos.

Entre ellos nombró al líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles, implicado junto a otros antichavistas en el asedio a la embajada de Cuba registrado al calor de la intentona y la captura ilegal de ministros del Gobierno aparentemente derrocado.

"¡Mal agradecidos!", exclamó Maduro, tras sostener que el Gobierno de Chávez y el suyo "no ha contado con una oposición leal a la democracia".

Maduro nombró también a Iván Simonovis, uno de los comisarios condenados a 30 años de reclusión por alguna de las 19 muertes registradas en el golpe de Estado de abril de 2002.

Otros dos comisarios que recibieron la misma condena fueron beneficiados recientemente con medidas humanitarias dictadas por la Justicia y excarcelados, recordó Maduro y sugirió que Simonovis podría recibir la misma gracia, pero no del Ejecutivo.

"No puede haber impunidad, porque la impunidad es la madre de todas las conspiraciones (...); ahora, que sea necesario en algún momento una medida de carácter humanitario, el Poder Judicial tiene todas las potestades para hacerlo", reiteró.

El cardenal y arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, dijo el día de Navidad que esperaba que la liberación de los considerados por la oposición venezolana como presos políticos se concretara "a la brevedad".