elnuevodiario.com.ni
  •   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 108 periodistas y otros trabajadores de medios de comunicación fueron asesinados en 2013, según datos de la Federación Internacional de Periodistas, FIP, lo que supone un ligero descenso del 10 % con respecto al año anterior.

A lo largo de 2013 quince periodistas perdieron además sus vidas en accidentes o enfermedades durante coberturas, indicó la FIP en un comunicado, en el que enumeró las causas de los asesinatos.

Los periodistas y demás personal de los medios fueron víctimas mortales de ataques selectivos, bombas, explosiones e incidentes de fuego cruzado en todo el mundo.

La vigésima tercera lista anual de la FIP muestra que las regiones más mortíferas para los periodistas fueron Asia-Pacífico, con un 29 % de los asesinatos (31), Oriente Medio y el mundo árabe con un 27 % del total (29) y África (22).

América Latina se situó en cuarto posición, con al menos 20 asesinatos de periodistas, en tanto que en Europa hubo tres periodistas asesinados.

La cifra de asesinatos es ligeramente menor (un 10 %) que el año anterior, pero sigue siendo muy elevada y la FIP instó por ello a los gobiernos de todo el mundo a poner fin a la impunidad de la violencia ejercida contra los reporteros y comunicadores.

El actual conflicto en Siria convierte a ese país árabe en el primero de la lista de los más peligrosos para los medios en 2013, mientras la violencia y la corrupción en Filipinas, los insurgentes en Pakistán y el terrorismo y el crimen organizado en Irak e India, suman entre todos la mayoría de las víctimas.

La FIP subrayó que, "mientras disminuyen los asesinatos, los niveles de violencia siguen siendo inaceptables y persiste la necesidad urgente de que los gobiernos refuercen la protección de los periodistas y asuman su derecho elemental a la vida".

En ese sentido, pidió a países tales como Filipinas, Pakistán e Irak que tomen "decisiones drásticas para reducir el baño de sangre en los medios".

La FIP también señaló que las cifras muestran un aumento de la violencia contra las mujeres periodistas.

Seis de ellas perdieron su vida este año, mientras muchas otras fueron víctimas de intimidación, discriminación y abuso sexual.

Según las estadísticas de la FIP, muchos periodistas se convirtieron en objetivo seleccionado solo por hacer su trabajo y con la clara intención de hacerlos callar.

Ello "obliga a una precisa y necesaria mejora de la protección y la seguridad de los periodistas para lograr el consiguiente castigo de los autores de actos de violencia contra los medios", afirmó.

En octubre de este año la FIP lanzó su campaña "Terminar con la Impunidad de la violencia contra los periodistas" que pide a los gobiernos con mayores niveles de violencia contra periodistas que investiguen esos asesinatos y lleven a los autores ante la justicia.

"Está claro que no hay signos de que ese tipo de acciones horribles contra los periodistas vaya a disminuir," indicó la secretaria general de la FIP, Beth Costa.

La Federación valoró que la ONU estableciera el día 2 de noviembre de cada año como el Día Internacional contra la impunidad de los crímenes contra periodistas, y aprovechó la ocasión para urgir a todos los países del mundo a asumir de inmediato acciones de protección para la seguridad y la libertad de los periodistas".