elnuevodiario.com.ni
  •   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El movimiento chiita libanés Hezbolá llamó este jueves a la unidad política para evitar la “destrucción” de Líbano tras un nuevo atentado con coche bomba contra uno de sus feudos que se saldó con la muerte de cuatro personas en un barrio del sur de Beirut.

El jeque Naim Qasem, número dos de Hezbolá, movimiento que combate junto al régimen de Bashar al Asad en la guerra de la vecina Siria, no acusó a nadie del atentado.

Qasem pidió hacer frente a los “terroristas takfiris”, refiriéndose a los islamistas extremistas sunitas a los que su partido acusa de atentados anteriores.

“Líbano está en la senda de la destrucción si no se produce una entente política y no podemos salvarlo si no hay unidad”, afirmó Qasem a Al Manar, la televisión de Hezbolá.

“La respuesta [al plan criminal] es la entente política y la aceleración de la formación de un gobierno de unidad nacional frente a estos atentados criminales a través del país”, añadió.

Los detractores del movimiento armado, que combate a los rebeldes en Siria, le acusan de haber conducido al país a la violencia debido a esta implicación en el conflicto sirio.