•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se entrevistó este jueves en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en su décima visita a Israel y los territorios palestinos, en su intento por hacer avanzar las negociaciones entre las partes, a pesar del pesimismo reinante.

Kerry, jefe de la diplomacia estadounidense, aterrizó de tarde temprano en el aeropuerto internacional Ben Gurion de Tel Aviv, según un periodista de la AFP que viajó junto a él.

Este viernes se encontrará con el presidente palestino, Mahmud Abas.

El secretario de Estado “inicia el año nuevo con un esfuerzo especial para intentar hacer avanzar las negociaciones israelo-palestinas”, había dicho un alto responsable estadounidense antes de que Kerry emprendiera su viaje.

“Tengo la intención de trabajar intensamente con ambas partes en los próximos días para reducir las diferencias sobre un marco que ofrecerá las grandes líneas para negociar un estatuto final”, destacó nomás llegar a Israel.

Varias fuentes diplomáticas y la prensa dicen que, por primera vez, Kerry presentará a ambos dirigentes un proyecto de “acuerdo marco” que defina las grandes líneas de un acuerdo definitivo.

En busca de la paz

Este documento proporcionará “una base sobre la que se podrá negociar el tratado de paz final”, precisó el responsable estadounidense.

Para Kerry, de confirmarse este “acuerdo marco, se lograría una gran avance”.

Israelíes y palestinos se acusan mutuamente de sabotear los esfuerzos por alcanzar un acuerdo de paz.

Netanyahu denunció que los dirigentes palestinos celebraran la liberación de los presos como si fueran héroes.

“No es así como se hace la paz”, consideró el primer ministro.

Recrudece violencia

En los encuentros de Kerry se prevé que destaquen cuestiones como la extensión de las colonias judías a Jerusalén Este anexado y a la Cisjordania ocupada, el estatuto del valle del Jordán o los presos palestinos.

Por otra parte, esta visita coincide con un recrudecimiento de la violencia en Cisjordania y la franja de Gaza. Un palestino falleció en la madrugada del jueves tras inhalar gases lacrimógenos lanzados por el ejército israelí para dispersar una reunión al norte de Cisjordania, según la seguridad palestina.

En Gaza, un adolescente de 16 años resultó gravemente herido por un disparo israelí en un lugar cercano al muro de separación, según fuentes locales y del ejército hebreo.