Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno de Honduras comenzó ayer sábado “descargas controladas” de la gigantesca represa de El Cajón, para alejar el riesgo para más de un millón de personas de San Pedro Sula y otras ciudades del valle de Sula, informaron las autoridades. “Se evacuaron 25 mil personas y se han comenzado descargas de 350 mm. por segundo de agua, sin problemas”, anunció desde San Pedro Sula (240 km. al norte de la capital) el jefe de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Marco Burgos.

El presidente Manuel Zelaya ordenó las descargas de la principal represa hidroeléctrica del país (de 94 km. cuadrados), situada 170 km. al norte de la capital.

Según el presidente, a causa de las lluvias que han caído en los últimos diez días, la represa se había llenado a un nivel de 287.15 metros, y el nivel máximo de operación es de 285 metros.

Las lluvias que cayeron en Honduras en los últimos diez días dejaron 30 muertos, 14 desaparecidos, más de 270 mil afectados, 55 mil evacuados --de ellos casi 20 mil instalados en albergues temporales--, 14 escuelas dañadas y cinco destruidas.

Los técnicos recomendaron a Zelaya practicar descargas “controladas” en el embalse, pero el mandatario se opuso para no agravar las inundaciones que afectan al valle de Sula, de donde miles de personas han sido desalojadas a causa del desbordamiento del río Ulúa, a donde descarga la represa.