•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Mientras la tormenta invernal “Hércules” dejaba hasta ayer 16 personas muertas en la zona noreste de Estados Unidos, en Brasil, miles se refugiaban en las playas para huir de una ola de calor que el pasado viernes alcanzó los 50ºC en Río de Janeiro.

La zona noreste de Estados Unidos continuaba ayer congelada tras los efectos de la tormenta invernal “Hércules” y de la ola de frío que sacude al país, que verá entrar otro frente polar por el norte, causando un descenso aún más acusado de las temperaturas a lo largo de hoy domingo.

En contraste, Río de Janeiro, la segunda mayor ciudad de Brasil, tiene más de siete días consecutivos con temperaturas máximas que superan los 35º, según datos oficiales, que no prevén cambios para los próximos días.

 

Como consecuencia de la severa tormenta en Estados Unidos, al menos 16 personas perdieron la vida; se registraron numerosos accidentes de tráfico, además de hospitalizaciones por hipotermia, y miles de estadounidenses se quedaron sin luz en sus hogares y en sus centros de trabajo.

Entre las víctimas están una mujer de 71 años con Alzheimer, que murió congelada fuera de su casa en una zona rural del oeste de Nueva York, y un hombre de 66 años, que falleció de un ataque al corazón mientras retiraba la nieve de su casa en el sur de Illinois.

Tras el cese de las nevadas, será el frío ártico el que represente el mayor peligro en los próximos días, de manera que las autoridades concentran todas sus advertencias en que la población se proteja ante unas temperaturas que pueden caer al mínimo histórico de -20ºC.

El canal meteorológico estadounidense, The Weather Channel, advirtió ayer que “una de las más frías masas de aire ártico en casi 30 años” sacudirá el Medio Oeste a partir de hoy domingo, donde llegarán a alcanzar temperaturas peligrosamente bajas, según los meteorólogos.

Según los datos arrojados por el canal, algunos estados pueden llegar a rozar los 30º bajo cero, pero debido a los fuertes vientos la sensación térmica podría alcanzar los -45ºC. Ese será el caso de la ciudad de Chicago, una de las capitales más pobladas, donde habrá una sensación térmica por debajo de los 20º bajo cero debido a las fuertes rachas de viento ártico que se esperan para hoy.

“Hércules” está afectando, sobre todo, la zona noreste del país, y mantiene en situación de emergencia a los estados Nueva York y Nueva Jersey, además de causar graves complicaciones en Massachusetts, Illinois, y Pensilvania.

Asimismo, la nueva ola de frío pondrá en alerta a estados más occidentales como Tennessee, Minnesota, Alabama o Wisconsin.

 

A 50 grados centígrados

En Brasil, la temperatura máxima fue registrada en la estación de la Aeronáutica, instalada en el aeródromo de Jacarepaguá, donde los termómetros marcaban 39º, y la sensación térmica llegó a un pico de 50º entre las 11:00 y las 12:00, según informó el Centro de Operaciones de la Alcaldía.

Debido al calor, las playas de Ipanema y de Copacabana estaban el viernes abarrotadas de turistas y de muchos cariocas que todavía estaban en período de vacaciones navideñas.

El Piscinão de Ramos, una piscina natural al borde de la bahía de Guanabara, frecuentada normalmente por vecinos de barrios humildes del norte de Río, también estaba a rebosar, según comprobó.

El calor ha generado problemas en los sistemas de aire acondicionado de los dos principales aeropuertos de la ciudad, que en los dos últimos días han registrado fallas de funcionamiento.

Las altas temperaturas, que están afectando a prácticamente todo Brasil, también han elevado el consumo energético del país, lo que llevó a la central hidroeléctrica de Itaipú a registrar un récord de producción.