elnuevodiario.com.ni
  •   Irak  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las fuerzas iraquíes preparaban una ofensiva para recuperar la ciudad de Faluya, en manos de combatientes vinculados a la red Al Qaeda, a los que Estados Unidos consideró ayer domingo como muy “peligrosos”, y prometió apoyar a Bagdad desde la distancia.

“Las fuerzas iraquíes están preparando una gran ofensiva contra Faluya”, 60 kilómetros al oeste de Bagdad, en la provincia sunita de Al Anbar, bastión desde hace unos año de la impugnación al primer ministro, el chiita Nuri al Maliki, dijo un alto responsable.

Las fuerzas especiales ya han llevado a cabo operaciones en la ciudad, y el Ejército está desplegado alrededor. Una vez que los habitantes la hayan abandonado, las fuerzas de seguridad lanzarán “un ataque para aplastar a los terroristas”, aseguró el responsable gubernamental.

Los combatientes del Estado Islámico en Irak y el Levante, EIIL, tomaron el control de Faluya y de barrios de Ramadi, 50 kilómetros más al oeste, gracias a una retirada de la Policía tras unos enfrentamientos provocados por una operación de represión contra un movimiento de protesta sunita hostil a Al Maliki.

Es la primera vez que unos combatientes vinculados a Al Qaeda toman directamente el control de zonas urbanas, desde la sangrienta insurrección que siguió a la invasión del país liderada por Estados Unidos, en 2003. Ambas ciudades fueron entonces bastiones insurgentes.

Ahora será Irak quien libre la batalla, indicó este domingo el secretario de Estado norteamericano John Kerry, que realiza una visita por Oriente Medio. “Vamos a ayudarlos en su lucha, pero es una lucha que al final van a tener que ganar ellos, y estoy seguro de que pueden”, dijo Kerry.

“Estamos muy, muy preocupados” por el auge del EIIL en Irak, declaró Kerry. “Son los actores más peligrosos de la región”, subrayó. No obstante, “no prevemos enviar tropas sobre el terreno”, insistió Kerry.