•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco viajará a Tierra Santa del 24 al 26 del próximo mayo, en un peregrinaje que le llevará a Belén y a Jerusalén, así como a la capital de Jordania, Amán, y que le convertirá en el cuarto pontífice de la era moderna en visitar los lugares sagrados de la cristiandad.

Tras el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el propio Francisco quiso anunciar ayer las fechas de este viaje, que llega cuando se cumple medio siglo del primero que un papa de la era moderna realizó a Tierra Santa, el de Pablo VI, del 4 al 6 de enero de 1964.

Este hecho hace que la visita del pontífice argentino a esa zona del planeta, que ya se preveía en la agenda de Francisco para 2014, adquiera una carga extra de simbolismo, más allá de visitar los lugares que dieron origen al cristianismo, por el encuentro que hace 50 años Pablo VI tuvo allí con el entonces patriarca ecuménico de Constantinopla, Atenágoras I.

“El objetivo principal es conmemorar el histórico encuentro entre el papa Pablo VI y el patriarca Atenágoras, que tuvo lugar exactamente un 5 de enero, como hoy, de hace 50 años”, explicó ayer Francisco ante una muy concurrida Plaza de San Pedro en una desapacible mañana en el Vaticano.

Pide que recen

“Las etapas serán tres: Amán, Belén y Jerusalén. Ante el Santo Sepulcro celebraremos un encuentro ecuménico con todos los representantes de las Iglesias cristianas de Jerusalén, junto al patriarca Bartolomé de Constantinopla. Desde ahora os pido que recéis por este peregrinaje”, agregó.

Y es que la intención de Francisco es la de repetir el gesto en pro del ecumenismo que entonces tuvieron Pablo VI y Atenágoras I en Tierra Santa, el primero de ese tipo en más de quinientos años, y al que le siguió la revocación de la excomunión recíproca entre católicos y ortodoxos el 7 de diciembre de 1965.

“Nos abrazamos una primera vez, después una segunda y de nuevo y de nuevo. Como dos hermanos que se reencuentran tras una larga separación”, dijo tras el histórico encuentro de 1964 el patriarca de Constantinopla.

Juan Pablo II también llegó a Tierra Santa

Juan Pablo II, además de Benedicto XVI y de Pablo VI, también visitó Tierra Santa, del 20 al 26 de marzo de 2000, un peregrinaje más prolongado que le llevó por territorio israelí, palestino y por Jordania, y en el que, a pesar de las implicaciones políticas del conflicto de la zona, logró contentar a todos.

El conflicto entre palestinos e israelíes y las negociaciones de paz en curso serán otra de las grandes cuestiones que Jorge Mario Bergoglio podrá abordar en su visita a Tierra Santa, lo que se desprende de su último llamamiento a la pacificación de varias zonas del planeta en su primer mensaje de Navidad como papa.